Última hora
This content is not available in your region

Abril 2020, el más caluroso en los registros junto con 2016

Anomalía de temperaturas respecto a la media para el mes de abril
Anomalía de temperaturas respecto a la media para el mes de abril   -   Derechos de autor  Unión Europea - Copernicus. Servicio para el Cambio Climático
Tamaño de texto Aa Aa

El cambio climático no se detiene por mucho que las emisiones de gases contaminantes se hayan reducido a niveles históricos por el confinamiento global.

Nos lo recuerdan los últimos datos del Servicio para el Cambio Climático de la red de observación terrestre europea Copernicus, que acaban de publicarse.

El mes de abril fue el más cálido jamás registrado, igualado (con 0,01ºC de diferencia) con abril de 2016.

Groenlandia, el norte y centro de Eurasia y la Antártida fueron las regiones en las que se produjo una mayor desviación de temperaturas respecto a la media. Siberia, que el año pasado vivió incendios históricos, sigue sufriendo temperaturas muy por encima de lo normal.

En cambio en Norteamérica vivió un mes mucho más frío de lo habitual. Las temperaturas en partes de China y la India también estuvieron por debajo de lo habitual para un mes de abril.

Cabe destacar las temperaturas registradas en Suiza, 3 º C superiores a la media y las de Francia con el tercer abril más cálido en sus registros, que se remontan a 1900. En general en Europa las temperaturas fueron cálidas pero no extremas.

La temperatura global estuvo 0,7ºC por encima de la media histórica del mes de abril.

Estos nuevos datos son otra llamada de atención sobre el hecho de que el cambio climático está aquí para quedarse, y que hacen falta medidas radicales a un plazo mucho mayor que el confinamiento.

En nuestro programa Climate Now, los expertos de Copernicus ya nos advertían que la espectacular reducción de emisiones contaminantes del confinamiento es una buena noticia pero sus efectos son principalmente a corto plazo, sin impacto significativo en el calentamiento global.

Este tipo de efectos a corto plazo nos muestran, eso sí, que una acción radical coordinada tiene efectos visibles y medibles en muy poco tiempo. Sin embargo frenar la tendencia al calentamiento global es más complejo.

La Agencia Internacional de la Energía estima que el confinamiento provocará la mayor caída global de emisiones de CO2 de la historia, pero los ciclos del efecto invernadero no se reducen al dióxido de carbono, aunque es el gas sobre el que la actividad humana tiene una incidencia más directa.

El informe sobre el Estado del Clima en 2019 publicado recientemente mostraba que el año 2019 ha sido el más cálido hasta la fecha en Europa, subrayando aún más si cabe la tendencia al calentamiento global y su impacto en el Viejo Continenta.

Unión Europea - Copernicus. Servicio para el Cambio Climático
Anomalía de temperaturas en 12 meses global y para Europa (abajo)Unión Europea - Copernicus. Servicio para el Cambio Climático