Última hora
This content is not available in your region

El arte del día después: los museos buscan cómo sobrevivir a la crisis

euronews_icons_loading
Una joven con mascarilla observa una obra de arte en un museo de Málaga
Una joven con mascarilla observa una obra de arte en un museo de Málaga   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

El arte es eterno pero ¿sobrevivirán los museos a la nueva realidad y a la profunda crisis económica en perspectiva? Con esa preocupación en mente, los museos de Málaga han madrugado más que nadie en España y han reabierto sus puertas, prácticamente todos al mismo tiempo, el Picasso, el centro Pompidou, el Ruso, el Thyssen y el Centro de Arte Contemporáneo.

La afluencia en el primer día ha sido escasa, a pesar de que la entrada gratuita. Las medidas sanitarias son estrictas. Solo se permite un tercio del aforo y hay que reservar previamente. A eso se suman controles de temperatura, la mascarilla aconsejada y la obligación de los visitantes de mantener una distancia de dos metros. La sensación es distinta y al mismo tiempo única y sin parangón con la frialdad que ofrecen las nuevas tecnologías, según José María Luna, director del Centro Pompidou y del museo Ruso.

"Los museos son seguros, no son lugares potencialmente peligrosos y, por lo tanto, la gente puede disfrutar de esa contemplación individual de la obra de arte -afirma-. Esa experiencia emocional que el visitante experimenta solo frente a una obra de arte".

"Rompiendo el silencio" es el título, muy significativo en estos momentos, de una de las exposiciones en el Museo Ruso, dedicada al cine y en la que se pueden ver carteles como el de la película "El acorazado Potemkin".

El mundo del arte se enfrenta a un doble reto, vencer el miedo de la gente a visitar lugares cerrados y adaptarse a una nueva era, que se anuncia muy dura para los museos, pues las grandes exposiciones con préstamos, las más rentables, requieren también grandes presupuestos.

"La situación social ha cambiado. Tenemos que ayudar a los ciudadanos a perder el miedo a ir a los museos -dice José Lebrero, del Museo Picasso de Málaga-. La situación económica ha cambiado. Tendremos que enfrentarnos a una reorganización de nuestra capacidades financieras (...) Los proyectos de grandes exposiciones que requieren de grandes capacidades de financiamiento serán difíciles en museos de formato medio como este".

En el museo Pablo Picasso, las obras del genio atraen nuestra atención. Los de Málaga han sido los primeros grandes museos de España en reabrir. En Madrid, el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen-Bornemisza seguirán cerrados hasta nuevo aviso.