Última hora
This content is not available in your region

Coronavirus | Los bares y restaurantes europeos luchan contra el resacón del confinamiento

Un camarero en la reapertura de un bar de Praga, República Checa
Un camarero en la reapertura de un bar de Praga, República Checa   -   Derechos de autor  Petr David Josek/AP Photos
Tamaño de texto Aa Aa

En un pavimento de la ciudad francesa de Lyon bañado por el sol, los trabajadores frotan frenéticamente la montaña de sillas y mesas que tienen delante.

Tras semanas de inactividad, los bares de todo el país están siendo desinfectados antes de su reapertura prevista para hoy, 2 de junio.

Escenas similares se han desarrollado en partes de Italia y España mientras intentan desesperadamente cubrir las tremendas pérdidas del confinamiento.

Mientras tanto, en el Reino Unido y en otras partes de Europa, cervecerías y bares miran nerviosamente los grifos de cerveza, esperando que muy pronto puedan fluir de nuevo.

'Ha sido devastador'

Pero el mero hecho de volver a servir no es la panacea para una industria que aporta 55.000 millones de euros a la economía de la UE y es la fuente de 2,3 millones de empleos.

Para empezar, el distanciamiento social significará menos clientes en un momento en que los bares y restaurantes más los necesitan.

Luego están los costes adicionales de limpieza y adaptación de los locales para mantener a la gente lo más separada posible.

Si a esto le añadimos las pérdidas por el confinamiento se obtiene un cóctel mortal que amenaza la supervivencia de miles de bares.

Michel Spingler/AP Photos
Sillas apiladas en un bar de Lille, FranciaMichel Spingler/AP Photos

La Asociación Británica de la Cerveza y los Pubs (BBPA) dice que el 40% de sus miembros no podrá sobrevivir más allá de septiembre si el confinamiento continúa.

Eso podría equivaler al cierre de 10.000 bares y a la pérdida de 100.000 puestos de trabajo, según la directora general de la BBPA, Emma McClarkin.

"Ha sido devastador para el sector de bares y pubs en el Reino Unido", dijo McClarkin a Euronews.

"La gente está extrañando el gran pub británico. Después de los amigos y la familia, es lo que más echan de menos durante el encierro".

Al igual que el Reino Unido, España ha sido golpeada duramente por el bloqueo. Eso es porque ambos países tienen una importante cultura de beber fuera. La proporción de ventas de cerveza en bares y restaurantes es mayor que en tiendas y supermercados.

En España una de las primeras cosas que han abierto durante la desescalada, son precisamente los bares.

Lo contrario es cierto en Alemania, el mayor mercado de cerveza de Europa, donde las compras en los bares son sólo el 20% de las ventas totales.

'Es una verdadera pérdida. Europa es la cuna de la cerveza moderna'

Esta dependencia de la venta al por menor podría haber protegido al país de los peores efectos del confinamiento, aunque COVID-19 causó la cancelación de la Oktoberfest, el gigantesco festival de Munich en el que se consumen siete millones de litros de cerveza cada año.

Los bares y cervecerías de otras partes de Europa han tratado de subsistir cambiando de rumbo. Algunos han sustituido los barriles por la venta de botellas. También hay quienes se han transformado en venta para llevar. Otros simplemente han eliminado el paso intermedio -y con más riesgo de contagio- vendiendo directamente en línea.

Matt Dunham/ AP Photo
Una camarera usa un protector facial sirve cervezas para llevar en el exterior del pub Althorp, en Londres.Matt Dunham/ AP Photo

Ninkasi, una fábrica de cerveza con muchos bares-restaurantes en Lyon, dijo que estaba perdiendo 10.000 euros al día en los primeros momentos del confinamiento. Después logró reducir el déficit diario presentando un proyecto para introducir de pedido en línea para ser recogido por los clientes.

En el Reino Unido, la Campaign For Real Ale (CAMRA) creó una plataforma online para ayudar a los bares a vender en línea.

En Dinamarca, People Like Us, una cervecería dirigida por personas con autismo, vendió selecciones especiales de cervezas y luego consiguió que un experto organizara una sesión de degustación online, donde se podían discutir los méritos de cada una.

Sin embargo, los expertos dicen que cualquier aumento en las ventas al por menor o en línea no compensará las pérdidas que se están produciendo durante el confinamiento.

"La pérdida de ventas en bares, restaurantes y cafeterías no se está compensando a través del comercio minorista", dijo Pierre-Olivier Bergeron, secretario general de Cerveceros de Europa.

"El hecho de que los bares y cafés estuvieran cerrados ha significado que las ventas de los pequeños cerveceros han sido nulas. Los pequeños productores de cerveza están tratando de encontrar su camino a través del comercio electrónico, pero nunca se compensará la pérdida.

La situación es bastante sencilla. Antes de la crisis, pude informar que Europa contaba con 10.000 cervecerías individuales. No estoy seguro de poder informar lo mismo el año que viene.

Es una verdadera pérdida. Europa es la cuna de la cerveza moderna." lamenta Bergeron.

El vaso medio lleno: historias positivas del confinamiento

Sin embargo, a pesar de los bajos niveles de ventas durante la larga cuarentena, muchos pubs y bares han tratado de usar el tiempo de forma positiva para cimentar los lazos con los clientes.

Algunos en el Reino Unido han pasado de ser pubs a centros, proporcionando un servicio vital a las comunidades durante el encierro.

The Chequers en Aylesford, Kent, en el sudeste de Inglaterra, ha estado entregando comidas calientes gratuitas a cualquiera que tenga más de 70 años en el pueblo o en sus alrededores. Otro pub tenía una línea de ayuda para la soledad. Otros se convirtieron en verdulerías o en puntos de venta de comida para llevar.

"La pandemia ha sido el mayor desafío que ha enfrentado nuestra industria, pero los propietarios han demostrado una enorme inventiva al transformar sus negocios de la noche a la mañana para atender las necesidades de su comunidad en la 'nueva normalidad'", dice Des O'Flanagan, cofundador de PubAid, una organización que destaca a los pubs como una fuerza para el bien en sus comunidades.

Matt Dunham / AP Photo
Los legendarios pub del Reino Unido no han sido autorizados a reabir por el momentoMatt Dunham / AP Photo

"Los pubs han estado en el corazón de sus comunidades durante siglos, y las últimas semanas han demostrado el papel vital que desempeñan: el apoyo que ofrecen a la población local, en particular a los que no pueden salir de casa, es inestimable, y con frecuencia se hace sin ánimo de lucro, sólo con el deseo de ayudar".

En Francia se puso en marcha un plan para mantener a flote las finanzas de los bares permitiendo a los clientes comprar vales de cerveza durante el confinamiento, que pueden ser canjeados una vez que se hayan levantado las restricciones. Otros, los que servían comidas para llevar, también sirvieron cervezas y otras bebidas.

Ninkasi ha estado ofreciendo visitas virtuales a su cervecería para ayudar a construir su marca digital y expandirla más allá de Lyon al resto de Francia, según explica el fundador de la empresa, Christophe Fargier.

En la República Checa, se creó un sitio web para permitir a las microcervecerías vender su cerveza con un descuento antes de que caducara.

A finales de marzo, había casi seis millones de botellas de 169 pequeñas cervecerías esperando ser destruidas.

Estas iniciativas son una oportunidad ante la ingente cantidad de cerveza que podría ir a la basura por el confinamiento.

Aunque todavía no hay cifras a nivel europeo, la BBPA dice que en el Reino Unido se han vertido 70 millones de pintas - o 40 millones de litros -. Brasseurs de France estima que 10 millones de litros fueron destruidos.

La reposición de estas existencias será un enorme desafío logístico para las cervecerías antes de su reapertura en el Reino Unido, añadió McClarkin.

¿Cómo van a cambiar los pubs y bares para adaptarse a la vida después del confinamiento?

Pero mientras estos desafíos son invisibles para el cliente, el público de los bares sí notará otros cambios en la experiencia del bar.

Nik Antona, presidente nacional de CAMRA (La Campaña para la Cerveza Real), dijo que es probable que haya más servicio de mesa, amenazando la cultura británica de ir al bar por el servicio, algo que ya está ocurriendo en España.

También podría haber sistemas de un solo sentido y una capacidad reducida para adherirse a la regla de distanciamiento social de dos metros del Reino Unido, añadió.

"La mayoría de los pubs son pequeños e íntimos, por lo que es posible que no tengan el personal o sean lo suficientemente grandes como para permitir que la gente se siente tan lejos", dijo Antona.

Para evitar el problema de la capacidad reducida, las autoridades municipales de la capital lituana, Vilnius, han permitido que los restaurantes, bares y cafés se amplíen a las aceras y plazas públicas gracias a las terrazas.

En España hay largas listas de espera para reservar plaza en las mesas disponibles en las terrazas.

Otros bares han recurrido a la tecnología para ayudar a adherirse al distanciamiento social.

Lubos Kastner, que dirige varios bares-restaurantes en la República Checa, explica que sus establecimientos tienen códigos QR en las mesas que encienden el menú en los teléfonos inteligentes de los clientes, permitiéndoles pedir sin que tenga que venir un miembro del personal tenga.

Ninkasi empleará un sistema similar para hacer los pedidos, así como el uso de códigos QR en los recibos para que la gente pueda pagar en línea al de salir del bar, limitando contactos con el personal.

Un bar en Sevilla, España, ha comprado un robot que puede tirar la cerveza y ponerla en el mostrador para que el cliente la recoja.

Sin embargo, algunos bares podrían no estar presentes el tiempo suficiente para implementar la tecnología. McClarkin ha pedido este fin de semana el apoyo inmediato del Gobierno para evitar que los bares del Reino Unido cierren.

Suo Takekuma/AP
¿El futuro? Clientes protegidos en un bar de JapónSuo Takekuma/AP

El Gobierno ha ayudado pagando una proporción de los salarios de los trabajadores y proporcionando subvenciones financieras. Pero muchos bares de la ciudad no tienen derecho a esto último, según Antona, y esto, junto con sus mayores gastos fijos, los pone en el mayor riesgo de quiebra.

Más allá de la ayuda estatal, otros, como Kastner, ponen sus esperanzas en un verano fuerte y en adaptar el modelo de negocio para cumplir con la "nueva normalidad".

Fargier de Ninkasi ve una sostenibilidad a largo plazo.

"En cuanto a los bares y restaurantes, creo que la gente se dio cuenta durante el confinamiento de la importancia del contacto social, así que espero que eso vuelva", dijo.

"Pero estaremos operando con una capacidad reducida hasta la primavera de 2021, momento en el que esperamos que tengan un tratamiento o una vacuna".

Sin embargo, puede que muchas de las cervecerías y bares de Europa no tengan tanto tiempo. Necesitan un antídoto para la ruina financiera, y pronto, o la resaca puede resultar mortal.

Jez Fielder
El pub Smoking Dog de Lyon (Francia) se prepara para la tan esperada reaperturaJez Fielder