Última hora
This content is not available in your region

Holanda reabre el juicio por el derribo del MH-17

euronews_icons_loading
El jefe de las milicias prorrusas, Igor Nirkin, niega toda responsabilidad
El jefe de las milicias prorrusas, Igor Nirkin, niega toda responsabilidad   -   Derechos de autor  Pavel Golovkin/Copyright 2018 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

El tribunal de alta seguridad de Holanda retoma este lunes el juicio contra cuatro sospechosos involucrados en el derribo en el Este de Ucrania en julio de 2014 del vuelo fletado por Malaysia Airlines.

Volaba de Amsterdam a Kuala Lampur y su derribo produjo 298 víctimas mortales.

Según la justicia holandesa el avión fue alcanzado por un Buk, misil antiaéreo de fabricación rusa.

Uno de los cuatro acusados, Igor Girkin, jefe de las milicias que combatían contra el ejército ucraniano ha negado toda responsabilidad en declaraciones en exclusivas a euronews:"Con respecto a algún tipo de responsabilidad judicial o penal, ni siquiera he dudado por un solo momento, esto no es así, porque la milicia no derribó el Boeing. La investigación no tiene grabaciones telefónicas que me preocupen personalmente ni a mí ni a mis subordinados"

Según la investigación, el sistema de misiles ruso Buk es la verdadera pistola humeante del incidente.

El misil fue lanzado desde territorio controlado por los rebeldes en Ucrania.

El lanzador BUK fue trsladado inmediatamente en un camión a territorio ruso después de que el avión fuera derribado.

"No hay conversaciones telefónicas, nada, que me implique ni a mí ni a la gente bajo mi dirección en el accidente del Boeing. Lo siento, esas dos conversaciones telefónicas en las que hablé directamente, no hay nada ahí sobre el Boeing ni sobre este caso" asegura Girkin.

Rusia rechaza oficialmente asumir cualquier responsabilidad del ataque.

Moscú acusa a las fuerzas militares ucranianas.

Los rebeldes niegan haber tenido el BUK lanzamisiles ruso.

Girkin subraya: "Creo que Putin en esta situación actuó de manera irresponsable, primero por sus propias palabras, después a través de sus acciones, alentando a la gente de Donbas y luego negándoles ayuda real".

Igor Girkin encabezó la milicia de la llamada República Popular de Donetsk.

Rusia no participó oficialmente en los combates con sus propias fuerzas armadas.

Pero Moscú respaldó a los separatistas enviándoles apoyo material y a algunos militares rusos que oficialmente lucharon en la guerra contra Ucrania como voluntarios.