Última hora
This content is not available in your region

Reino Unido afirma que el espionaje ruso intenta robar datos sobre la vacuna del COVID-19

euronews_icons_loading
Reino Unido afirma que el espionaje ruso intenta robar datos sobre la vacuna del COVID-19
Derechos de autor  Ted S. Warren/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Nuevas denuncias sobre el robo de datos de la vacuna de la COVID-19. Reino Unido asegura que el servicio de inteligencia ruso está atacando con hackers las investigaciones académicas y farmacéuticas de su país y de terceros.

"Con nuestros homólogos de Estados Unidos y Canadá hemos dejado claro a través de una declaración conjunta que conocemos las agencias de inteligencia rusas que han llevado a cabo los ataques cibernéticos contra nuestros esfuerzos de encontrar la vacuna del coronvirus a través de la investigación y el desarrollo académico y científico. Creo que es bastante terrible, temo decir", declaró el secretario de Exteriores de Reino Unido, Dominic Raab a Euronews.

Rusia negó cualquier participación en el intento de robo de datos. El Gobierno ruso asegura que no tiene nada que robar y que ya posee su propia vacuna, lista para ser probada clínicamente.

"Este mensaje es una tontería. Desafortunadamente, es imposible nombrarlo de otra manera. Rusia tiene los virólogos más poderosos del mundo. En nuestro país, esta vacuna está en la fase más avanzada de desarrollo. Y este es un producto puramente ruso", aseguró Leonid Slutsky, presidente del Comité Internacional de la Duma.

El Gobierno de Boris Johnson denuncia también a agentes rusos no identificados de tratar de interferir en las elecciones generales del año

"Estamos en condiciones de decir que creemos saber con razonable certeza que los rusos intentaron interferir en las elecciones de 2019, principalmente al tratar de difundir, propagar por internet documentos filtrados, obtenidos ilegalmente, relacionados con las negociaciones de libre comercio entre el Reino Unido y Estados Unidos. Hay una investigación criminal en curso", agregó Raab.

Slutsky hizo referencia a denuncias parecidas en años anteriores y prefirió zanjar cualquier duda sobre su país interfiriendo en otros.

"Me gustaría declarar responsablemente que Rusia nunca ha interferido en ninguna elección. Ni a ningún nivel ni de ninguna manera, ni presidenciales ni parlamentarias en ningún país del mundo."

En la carrera electoral Jeremy Corbyn usó algunos documentos del acuerdo comercial entre EE.UU. y el Reino Unido para acusar a los conservadores de poner el Servicio Nacional de Salud británico "en venta". Un movimiento político que no logró calar dentro del electorado que prefirió a Johnson.