Última hora
This content is not available in your region

Un miembro de Hizbulá culpable del asesinato de Hariri y tres absueltos

euronews_icons_loading
Un miembro de Hizbulá culpable del asesinato de Hariri y tres absueltos
Derechos de autor  Piroschka Van De Wouw/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Los jueces del Tribunal Especial para el Líbano consideraron este martes "probados los cargos" contra Salim Jamil Ayyash, presunto miembro del grupo islamista chií libanés Hizbulá, en la preparación del ataque "con intención homicida" contra el exprimer ministro libanés Rafic Hariri en 2005.

"Aunque no actuó solo, tuvo un papel importante en la preparación del ataque, por lo que es culpable de los cargos", aseguró el juez presidente de la sala, David Re, que le consideró corresponsable de la "comisión de un ataque terrorista con material explosivo", así como el "homicidio intencionado" de Hariri y otras 21 personas fallecidas en el ataque.

En cuanto a los otros tres acusados -Hussein Hassan Oneissi, Assad Hassan Sabra y Hassan Habib Merhi-, la Justicia los absuelve de su responsabilidad en "la conspiración" para la preparación del ataque terrorista de febrero de 2005 porque no se puede probar que conocieran la intención última de matar al exprimer ministro libanés.

El ataque del 14 de febrero de 2005 dividió a la política del Líbano

Hariri y otras veintiuna personas murieron el 14 de febrero de 2005 cuando un camión que contenía al menos una tonelada de explosivos estalló en el centro de Beirut, un hecho que conmocionó al mundo entero y provocó manifestaciones masivas por las calles libanesas y fuertes presiones internacionales que llevaron a la retirada de las tropas sirias después de tres décadas de presencia militar.

Seis años después de que se iniciara el juicio en 2014, el Tribunal Especial para el Líbano (TEL), encargado de juzgar el magnicidio, tenía previsto dar a conocer su decisión a mediados de mayo, pero la pandemia de coronavirus obligo a la corte a retrasarlo hasta el 7 de agosto.

La explosión del pasado día 4 llevó de nuevo a posponerlo al 18 de agosto, como muestra de "respeto a las innumerables víctimas de la devastadora explosión", que ha dejado al menos 178 muertos y más de 6.000 heridos

Los cuatro sospechosos del asesinato son Salim Jamil Ayyash, Hassan Habib Merhi, Hussein Hassan Oneissi y Assad Hassan Sabra, todos responsables "secundarios", acusados de "conspiración mediante un ataque terrorista" y de ayudar a organizar y preparar los atentados.

Sin embargo ninguno de ellos estaba en la cadena de mando y no hay nadie acusado como autor intelectual del magnicidio.

El fiscal jefe Norman Farrell argumenta que los cuatro acusados, a los que se juzga en rebeldía al no haberse personado nunca ni ante el tribunal ni ante los abogados que los representan de oficio, están vinculados con Hizbulá y cree que su culpabilidad es evidente por las grabaciones telefónicas en poder de la Justicia.

No obstante, el líder de Hizbulá, Hasan Nasralá, ya ha advertido en un discurso de que ignorará el veredicto que se dicte, al considerarlo "politizado".