Última hora
This content is not available in your region

Covid-19: La UE reserva 200 millones de dosis de la vacuna BioNtech/Pfizer

Presentación de la vacuna de Pfizer el pasado julio.
Presentación de la vacuna de Pfizer el pasado julio.   -   Derechos de autor  Stew Milne/Copyright 2020 Associated Press. All Rights Reserved
Tamaño de texto Aa Aa

La Comisión Europea continúa su programa de reservas estratégicas de vacunas contra el nuevo coronavirus. La UE ha llegado a un acuerdo con la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech para reservar 200 millones de dosis de su vacuna y con opción a adquirir 100 millones de dosis suplementarias.

"Las conversaciones concluidas con BioNTech-Pfizer marcan un nuevo progreso en la expansión de nuestra fuerte y diversa oferta de posibles vacunas", dijo la comisaria de Salud Stella Kyriakides en un comunicado.

Se trata del sexto acuerdo de este tipo al que llega la Comisión y llega el mismo día en el que Astrazeneca ha revelado que ha suspendido los ensayos clínicos por 'enfermedad inexplicable' de uno de sus voluntarios. Los responsables insisten en que este tipo de situaciones son rutinarias en el desarrollo de vacunas.

La Unión Europea ya ha concluido acuerdos para asegurar el acceso a posibles vacunas de Sanofi-GSK, Johnson & Johnson, CureVac, Moderna y AstraZeneca como parte de su Estrategia Europea de Vacunas.

El objetivo de Bruselas es acelerar la investigación para encontrar una vacuna eficaz y segura contra el nuevo coronavirus y distribuirla a los estados miembros y países asociados lo antes posible.

A cambio de asegurarse un número de dosis de las vacunas potenciales, Bruselas financia los costes de investigación y desarrollo de las vacunas de las firmas a través del Instrumento de ayuda de emergencia.

El sector farmacéutico está bajo presión y en los contratos se están incluyendo cláusulas para mutualizar la responsabilidad con los Estados miembros en caso de efectos secundarios indeseados. Los expertos aseguran que está faltando transparencia en estas negociaciones.

Los estados miembros tienen la opción de comprar o no las vacunas de los diferentes fabricantes. España anunció el mes pasado que se había unido a la compra de la vacuna de Astrazeneca.