Última hora
This content is not available in your region

Manfred Weber: "Tenemos que responder a los ataques turcos contra la UE"

euronews_icons_loading
Manfred Weber: "Tenemos que responder a los ataques turcos contra la UE"
Derechos de autor  AP/Turkish Presidency
Tamaño de texto Aa Aa

La escalada de la tensión entre Turquía y la UE ha alcanzado un nuevo punto álgido después de que el presidente turco cuestionara la salud mental del presidente francés.

Bruselas ha alzado el tono contra Ankara, pero sigue sin adoptar medidas concretas, aunque cada vez más voces piden a la Unión Europea que use su poder económico.

La Unión Europea es el principal socio comercial de Turquía. A nivel de importaciones representa 32,3% del volumen total de las transacciones, y a nivel de exportaciones, el 42,4%. Y los principales países exportadores son Alemania, Italia y Países Bajos.

El líder de los populares europeos cree que, independientemente de los intereses económicos nacionales, la UE debe hablar con una sola voz.

"No es un problema griego, no es un problema chipriota, no es un problema francés, es un problema europeo. Tenemos que responder a los ataques contra la Unión Europea", afirma Manfred Weber. "Si el presidente Erdogan impide que los productos franceses lleguen a Turquía, entonces debe entender que esto afecta a la Unión Aduanera, al acuerdo entre la Unión Europea y Turquía, según el cual todos los productos europeos deben tener libre acceso al mercado turco".

Los Estados miembros de la UE también tienen intereses diferentes a otros niveles: inversiones, exposición bancaria, e incluso venta de armas.

Los mayores exportadores de armas a Turquía son Francia, España, Italia y Alemania, aunque Francia impuso un embargo parcial por los ataques en Siria. Grecia les ha pedido que suspendan las licencias.

También está en juego el pacto migratorio entre Ankara y la Unión Europea, por lo que muchos diplomáticos consideran que los canales de comunicación deben permanecer abiertos.

Mandred Weber se muestra firme. "Se puede deducir que Erdogan está jugando con nosotros. Por eso hay que actuar. Es una cuestión de credibilidad, las palabras ya no bastan. Debemos usar nuestro poder económico. La Unión Europea es mucho más importante para Turquía de lo que Turquía es para nosotros", concluye el eurodiputado alemán.

Los líderes de la UE han dado a Erdogan hasta diciembre para evitar las sanciones, pero el presidente turco no da señales de querer enmendarse.