Última hora
This content is not available in your region

La pandemia, la economía y la justicia: Los temas que van a decidir las elecciones de Estados Unidos

Access to the comments Comentarios
Por Lauren Chadwick
El candidato republicano presidente Donald Trump y el candidato demócrata exvicepresidente Joe Biden participan en el segundo y último debate.
El candidato republicano presidente Donald Trump y el candidato demócrata exvicepresidente Joe Biden participan en el segundo y último debate.   -   Derechos de autor  Julio Cortez/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Mientras se acerca la jornada decisiva, algunos estadounidenses ya han definido las actuales elecciones presidenciales como las más relevantes de su vida.

"Es más importante, estas son las elecciones más importante que hemos tenido. Es más importante que hace cuatro años", dijo el candidato republicano y presidente Donald Trump en un mitin.

Las cifras apuntan a que no es el único en pensarlo: un número récord de votantes ya ha acudido a las urnas antes de tiempo, pero ¿por qué tanta expectación?

Ha sido un año difícil para muchos en el país que han tenido que lidiar con la pandemia de la COVID-19 y las protestas masivas por la injusticia racial.

Estos son algunos de los principales temas para los votantes en los Estados Unidos.

La pandemia de la COVID-19 toma protagonismo

El 2020 está siendo un año difícil en todo el mundo. Por lo que no es de extrañar que la pandemia de la COVID-19 haya sido un tema central de la campaña electoral, sobre todo para los votantes demócratas.

Hasta un 82% piensa que la pandemia es un tema clave comparado con el 24% de los votantes de Trump.

El candidato demócrata Joe Biden ha hecho de la gestión de la pandemia por parte de Trump el principio central de su argumento de campaña, criticando al presidente por organizar grandes mítines sin que la gente lleve mascarillas y por restarle importancia a la gravedad del virus.

De hecho, los primeros pasos equivocados en el manejo de la pandemia condujeron a fuertes críticas a la administración de Trump. El presidente se negó en un principio a usar mascarilla, lo que llevó a su politización.

Muchos de los problemas para conseguir el control de la pandemia en el país también se derivaron de la falta de tests y de las pruebas defectuosas que los centros de control y prevención de enfermedades enviaron a todo el país en febrero.

Estados Unidos sigue siendo el país más afectado del mundo por las cifras, con 8,5 millones de casos confirmados y más de 220.000 muertes.

La economía y la pérdida de puestos de trabajo

La economía es uno de los principales temas para los votantes americanos, que han visto como el desempleo se dispara en medio de la pandemia de la COVID-19.

El Centro de Investigación Pew Research dijo en agosto que la economía era el tema principal para el 76% de los encuestados. Sin embargo, fue más importante para los votantes republicanos que para los demócratas.

El presidente Donald Trump ha dicho que los demócratas confinarán el país y dañarán la economía.

"Joe Biden terminaría nuestra recuperación, retrasaría la vacuna y aniquilaría la economía de Nevada con un cierre draconiano y poco científico", afirmó Trump en un mitin recientemente en el estado de Las Vegas.

El país está lidiando con las mismas consecuencias económicas que muchas otras partes del mundo, con una caída del PIB del 32% en el segundo trimestre de 2020, según el Departamento de Comercio.

El desempleo también alcanzó mínimos históricos el año pasado, llegando al 7,9% en septiembre después de alcanzar un máximo histórico del 14,7% en abril.

Muchos republicanos han elogiado el plan de reforma fiscal de Trump, que resultó en recortes de impuestos para muchos estadounidenses, bajando alrededor de un 25%, según H&R Block, una compañía que ayuda con la preparación de impuestos.

Trump ha afirmado que su administración impulsó la economía, pero los críticos dicen que tan solo se subió a las tendencias heredadas por su predecesor Barack Obama.

"Los estadounidenses son conocidos históricamente por centrarse en la economía. En 1992, el eslogan de Bill Clinton en la campaña fue 'es la economía, estúpido' y básicamente ese ha sido el caso en la mayoría de las elecciones presidenciales", dijo David Redlawsk, profesor y psicólogo político de la Universidad de Delaware.

Protestas por injusticia racial

Cientos de miles de manifestantes inundaron las calles para mostrar su apoyo a los afroamericanos de Estados Unidos tras la muerte de George Floyd a manos de la policía.

El vídeo de Floyd diciendo que no podía respirar mientras un policía lo sujetaba se hizo viral y generó una conversación mundial sobre los asesinatos policiales y el racismo en el país.

Muchos han criticado la reacción del presidente Donald Trump ante las protestas, ya que llamó a los manifestantes "saqueadores" repetidamente y se negó a denunciar a los grupos de supremacía blanca.

"Trump no sólo es incapaz de curar a un país que se tambalea por los disturbios raciales, sino que ha sido un antagonista. Esto quedó ilustrado por su respuesta a las protestas tras el asesinato de George Floyd, utilizando el Ejército de manera inapropiada, avivando la violencia policial y restando importancia al aumento del nacionalismo blanco en el país", dijo Andre Perry, becario del Programa de Política Metropolitana de la Institución Brookings.

"La gente no quiere otros cuatro años de este tipo de agitación y lucha".

El crimen y la policía

Las protestas también dieron lugar a una conversación nacional sobre la policía, en la que Trump dirigió una campaña para ser el candidato a "la ley y el orden".

Muchos conservadores se han preocupado por los llamamientos de la izquierda para que se desfinancien las fuerzas policiales en favor de los servicios sociales y comunitarios.

Trump ha afirmado que el candidato Joe Biden no puede usar las palabras "aplicación de la ley" al hablar.

En la Convención Nacional Republicana, una pareja de San Luis, Missouri, que amenazó a los manifestantes con armas de fuego dijo: "su familia no estará segura en la América de los demócratas radicales".

A los republicanos también les preocupan las propuestas demócratas para cambiar el sistema de justicia penal, incluyendo el fin de la fianza en efectivo que a menudo afecta a los estadounidenses de bajos ingresos.

El candidato Joe Biden quiere reducir el número de individuos encarcelados en el país, específicamente aquellos encarcelados por el uso de drogas solamente.

Nombramientos en la Corte Suprema

El nombramiento de la jueza conservadora Amy Coney Barrett en la Corte Suprema también marcó un momento importante en las semanas previas a las elecciones presidenciales.

Siguió a la muerte de la icónica jueza Ruth Bader Ginsburg que murió debido a complicaciones de cáncer de páncreas el 18 de septiembre.

Su muerte desencadenó un acalorado debate sobre si debía ser reemplazada, y muchos esperaban que el Tribunal Supremo de la nación decidiera sobre una serie de casos importantes, incluidas las disposiciones de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, por sus siglas en inglés), más conocida como 'Obamacare', así como cualquier posible problema de recuento electoral.

El nombramiento vitalicio en el tribunal también afectaría su equilibrio durante generaciones a favor de los conservadores.

Los demócratas querían esperar a un nuevo presidente antes de confirmar a un magistrado, lo cual dicen que es un precedente establecido en 2016 por los republicanos que se negaron a confirmar a un juez de la Corte Suprema en un año electoral.

Trump ha dicho que los demócratas ahora planean "llenar" la corte, o agregar más jueces, si ganan en 2020, una cuestión que Biden ha evitado hasta ahora.

Según el Centro de Investigación Pew, esta es una cuestión que importa tanto a los republicanos como a los demócratas.

Múltiples cuestiones que llevan a los votantes a las urnas

Entre los otros temas que llevan a los estadounidenses a las urnas están la inmigración, la justicia penal, la atención médica, la política exterior, el cambio climático, el aborto y la política de armas.

Estos son grandes temas en los que se centran muchos votantes estadounidenses, pero a menudo divididos por partidos.

Por ejemplo, el cambio climático es un tema importante para los votantes demócratas, el 68% de los cuales dijo que era importante en agosto, pero no es tan importante para los votantes republicanos, con sólo el 11% diciendo que era un tema importante para ellos.

El aborto y la política de armas son también temas más importantes para los votantes republicanos que para los demócratas, según una encuesta realizada en agosto por el Centro de Investigación Pew.