This content is not available in your region

COVID-19 | Cada vez más fiestas ilegales en España, un riesgo para la salud y para el bolsillo

Access to the comments Comentarios
Por Isidro Murga  con afp
euronews_icons_loading
Imagen de una operación de la Policía Municipal de Madrid en un local donde se desarrollaba una fiesta ilegal
Imagen de una operación de la Policía Municipal de Madrid en un local donde se desarrollaba una fiesta ilegal   -   Derechos de autor  Policía Municipal de Madrid

Fiestas, fiestas y más fiestas ilegales en plena segunda ola de la pandemia. El pasado fin de semana la policía municipal de Madrid desalojó 350, 50 más que el fin de semana anterior. Se trata fundamentalmente de concentraciones en locales de ocio que siguen abiertos fuera del horario permitido y, generalmente, sin respetar el aforo legal. Las fuerzas del orden las consideran muy peligrosas:

"Están juntando gente, que no se sabe si están infectados o no, y eso es un vector de propagación importante", explica José Luis Morcillo, comisario general de la Policía Municipal de Madrid. "Y en segundo lugar, el local, como está cerrado, y por miedo a la actuación de la policía, no deja salir a los clientes, les quitan los teléfonos, no les dejan llamar por teléfono. Hemos tenido casos de tener secuestradas, detenidas ilegalmente, a cerca de cuarenta personas en varias ocasiones", añade.

Pero el fenómeno también afecta a viviendas particulares, suponiendo un riesgo para todo el vecindario y no solo por los posibles contagios:

"Implica riesgo, porque la gente puede contagiarse. Implica una sobrecarga del piso, porque hablamos de pisos donde no caben 80 personas. Tienen que estar muy juntas. Esas personas están juntas, están bailando, no tienen mascarilla, fuman y, en algunas ocasiones, consumen droga. Con lo cual, hablamos de una minoría, pero de una minoría que genera un riesgo muy importante", sentencia Morcillo.

También suponen un riesgo importante para los bolsillos de los infractores, que pueden acumular varias multas por asistir a una sola fiesta:

"A una persona que se la denuncie por estar en una situación de estas (una fiesta ilegal) puede llevarse 600 euros de multa solo por esa cuestión. Si no lleva mascarilla, es otra infracción leve, si no se complica... Pero si solo es leve son otros 600 euros. Ya son 1.200 euros. Y si, por ejemplo, está fumando, son otros 600 euros. Son ya 1.800 euros, más lo que vaya saliendo...", continúa el comisario Morcillo.

Y la experiencia demuestra que pueden salir muchas más cosas en estas fiestas ilegales cuyo número va en aumento a medida que se acercan las fiestas navideñas y el fin de año. Junto con las grandes aglomeraciones se han convertido en uno de los principales focos de contagio de la COVID-19 en España.