Última hora
This content is not available in your region

El FBI deja fuera del dispositivo de Washington a 12 militares por motivos de seguridad

euronews_icons_loading
El FBI deja fuera del dispositivo de Washington a 12 militares por motivos de seguridad
Derechos de autor  J. Scott Applewhite/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Es día de toma de posesión en los EEUU, pero nunca antes había sido así. Washington está fuertemente custodiada después de los disturbios del Capitolio, con miles de soldados desplegados y vallas metálicas construidas alrededor de la Casa Blanca.

La seguridad es tan estricta que el FBI ha dejado fuera del dispositivo de 25000 militares a una docena de miembros, después de investigarlos a todos para ver si alguno tenía lazos con los grupos que asaltaron el Capitolio. Al parecer, 12 de ellos sí los tenían. Entre ellos figuran dos personas que habían realizado "comentarios o mensajes de texto sospechosos", otro de ellos ha sido apartado por un chivatazo anónimo y el resto por el examen adicional de seguridad realizado por el FBI en el que se ha concluido que existen precedentes de comportamiento criminal u otras actividades.

La Guardia Nacional no está, por el momento, interrogando a los agentes que han sido excluidos del dispositivo. Además, el portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, aseguró que se tomarán las medidas necesarias con ellos bien sean "a través de la cadena de mando o aplicando la ley si fuese necesario".

Y es que la presencia de militares jubilados y agentes de policía entre los asaltantes del Capitolio ha disparado todas las alarmas. De ahí que el FBI haya decidido realizar controles sin precedentes a todos los efectivos que participarán en el dispositivo. Las autoridades, sin embargo, no han hecho públicos los nombres de las 12 personas a las que se ha dejado fuera del despliegue ni la unidad a la que pertenecían. El FBI también ha advertido sobre la posibilidad de que grupos marginales de derechas se hagan pasar por miembros de la Guardia Nacional, según dos agentes familiarizados con el asunto.

Además de la inquietud en por el asalto sin precedentes al Capitolio, un incendio en un campamento para personas sin hogar el lunes a un kilómetro del capitolio hizo saltar las alarmas y parar un ensayo de la investidura. La Policía del Capitolio indicó que no se permitía la salida o entrada del lugar y pidió a legisladores y periodistas que se mantuvieran lejos de las ventanas y puertas exteriores.

Un estricto despliegue de controles policiales ha cercado el centro de la ciudad de Washington, que estos días ha visto sus calles cortadas por barricadas y enormes vallas. Un paisaje que ha extrañado a muchos habitantes.

Un panorama distópico

Para algunos es un poco exagerado dice un residente local. "Definitivamente es muy raro. Esta ciudad nunca ha tenido tantos militares y tantas fuerzas policiales alrededor. Entendemos por qué, pero es muy extraño, y sí, es casi un poco distópico", destaca. Otra de las residentes de la zona apunta: "Es ridículo, bueno, no ridículo, más bien aterrador. Recuerdo haberle dicho a mi marido: "Apuesto a que van a establecer una zona roja como en Irak, solo pasó un día y ya en el periódico vimos que se había establecido".

Límites en el aforo por la COVID-19

Sólo se permite a un número limitado de personas presenciar el juramento de Joe Biden en el centro de Washington. La combinación entre la inseguridad después de la tormenta en el Capitolio y el aumento de los casos de coronavirus ha obligado al equipo de la toma de posesión de Biden a pedir a los seguidores que se queden en casa. Harán que la ceremonia sea como los recientes partidos deportivos, sin aficionados en los asientos.

La toma de posesión de Biden tendrá lugar a las 5:30 pm CET y Euronews les traerá todos los acontecimientos relacionados con el evento en directo.