Última hora
This content is not available in your region

EL SALVADOR | Polémico inicio de las vacunaciones contra la COVID-19

euronews_icons_loading
El ministro de Salud de El Salvador, Francisco Alabi, procede a vacunar a una enfermera ante la mirada atenta del presidente, Nayib Bukele.
El ministro de Salud de El Salvador, Francisco Alabi, procede a vacunar a una enfermera ante la mirada atenta del presidente, Nayib Bukele.   -   Derechos de autor  Salvador Melendez/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

El Salvador ha comenzado este miércoles la campaña de vacunación contra la COVID-19 tras recibir un primer lote de 20.000 dosis del preparado de AstraZeneca. Llegaron en un avión de Iberia procedentes de La India y horas después empezaron a inocularse. El ministro de Salud, Francisco Alabi, y el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, participaron en el inicio de las vacunaciones. El primero, inyectando personalmente la primera dosis a una enfermera, y el segundo, explicando a sus conciudadanos lo difícil que resulta recibir las vacunas en este momento:

"Obviamente todo país las quiere tener lo más temprano posible y esto es una carrera mundial para conseguir las vacunas. En la región somos el segundo país que recibe las primeras vacunas", afirmó Bukele.

En realidad, es el tercer país de Centroamérica tras Costa Rica y Panamá. Nayib Bukele, que ha conseguido lanzar la campaña antes de las elecciones del 28 de febrero, en las que su partido Nuevas Ideas es el gran favorito, ha prometido que en las próximas semanas llegarán muchas más vacunas:

"Esto forma parte de un lote de 2 millones del que anunciamos su negociación con AstraZeneca en diciembre. Y también tenemos negociaciones en curso con el resto de las empresas farmacéuticas, que entregarán los envíos de vacunas. Hay una entrega grande de 400.000 vacunas en marzo", añadió el mandatario.

Al calor de la otra campaña, la electoral, la polémica no ha tardado en surgir. La oposición afirmó que las primeras vacunas procedían del mecanismo COVAX de la OMS, algo que Bukele negó.

También se ha criticado que militares y policías estén en el primer grupo de vacunados, por delante de muchos médicos y enfermeras.

El Salvador fue uno de los primeros estados de Latinoamérica que decidió cerrar sus fronteras e imponer duras restricciones para contener la propagación de la COVID-19. Desde que comenzó la pandemia, más de 58.000 personas se han contagiado de en est país y han fallecido unas 1760.