Última hora
This content is not available in your region

Auge de la caza en Alemania | Los jóvenes se cuelgan la escopeta al hombro

euronews_icons_loading
Auge de la caza en Alemania | Los jóvenes se cuelgan la escopeta al hombro
Derechos de autor  DANIEL ROLAND/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

En estos tiempos en los que aumenta el número de vegetarianos y tanto se habla de la protección de la naturaleza, en Alemania se da la paradoja de que cada vez hay más cazadores.

En estos momentos hay 397.000 personas con licencia de caza, 60.000 más que hace 20 años. Shanna es una de ellas. Esta joven ha pasado de no comer carne durante mucho tiempo a consumir la de los animales que ella misma sale a cazar.

"La COVID-19 nos ha devuelto a la naturaleza, al fin y al cabo es el único sitio al que podemos ir -afirma-. Para mí es importante saber de donde viene la carne que como, conocer todo el proceso y ser consciente de que no como demasiada".

Cazar para 'proteger la naturaleza' y conseguir su propia comida

Una encuesta realizada por la Asociación Alemana de Caza indica que la imagen del cazador ha mejorado en los últimos años en el país. "La mayoría de las personas dicen que solicitan una licencia de caza porque les interesa la naturaleza de su entorno inmediato y quieren protegerla. La conservación y el amor de la naturaleza son dos motivos importantes. Otro es la carne, poder conseguir su propia comida", afirma Anna Martinsohn, portavoz de la asociación.

Shanna, 28 años, mujer, sale a cazar en Alemania. Es una imagen que rompe con todos los estereotipos. A nivel europeo, Francia y España son los países con más cazadores. Sin embargo, en relación con la población, Bélgica se lleva la palma.