Última hora
This content is not available in your region

Identificar las mutaciones del virus para ganar la lucha a la COVID-19

Por Euronews
euronews_icons_loading
Identificar las mutaciones del virus para ganar la lucha a la COVID-19
Derechos de autor  AP/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Una etapa crucial en la lucha contra la COVID-19. Los investigadores tratan de identificar las mutaciones del virus que podrían ‘escapar’ a las vacunas que se han desarrollado para intentar terminar con la pandemia. La primera variante que se identificó en el Reino Unido se ha extendido por todo el mundo y los expertos la consideran más peligrosa y contagiosa. Descubrir nuevas cepas es vital para vencer la batalla contra la enfermedad.

"Creo que, al principio, probablemente, habría sido bastante difícil predecir qué mutaciones iban a producirse. Lo bueno es que, ahora que se han estudiado tantas secuencias del virus, podemos empezar a ver patrones recurrentes. Vemos que se producen muchas mutaciones en la proteína espiga, que es muy importante para que el virus invada nuestras células. Y podemos empezar a decir 'bueno, eso es predecible'. En el futuro, veremos más y más mutaciones en ese gen", declara la doctora Leila Luheshi, directora de Oxford Nanopore Technologies.

"Cuando se tiene ese conocimiento, ¿puede resultar de ayuda para adelantarse a las futuras variantes?", pregunta a la doctora, el reportero de Euronews, Tadhg Enright.

"Las mutaciones en algunos genes son especialmente importantes de estudiar pero creo que el método de secuenciar todo el virus, establecido ahora, va a seguir siendo realmente importante. Porque, a medida que avancemos, podremos utilizar vacunas contra diferentes partes del virus. Así que, sería negligente, por nuestra parte, apartar la vista de otras partes de la secuencia genética", añade Leila Luheshi.

En este laboratorio están especializados en la secuenciación genómica: el mapeo del ADN. Y han desarrollado una herramienta para facilitar ese proceso.

"Normalmente, una máquina que analiza el ADN tiene el tamaño aproximado de un congelador y cuesta cientos de miles de euros. Pero aquí, en Oxford, han desarrollado aparatos mucho más pequeños, como este, que se puede sostener en la mano, cuesta unos mil euros y se puede conectar a un ordenador", explica Tadhg Enright.

Una mínima parte de los casos de COVID-19 pasan por este proceso. Esto aumenta el riesgo de que las nuevas cepas no se detecten o se descubran demasiado tarde.

"Dinamarca, Holanda y el Reino Unido han sido naciones pioneras en la secuenciación de un gran número de positivos. En las últimas semanas hemos asistido a la aparición de nuevas cepas. Y eso va a ser vital para asegurarnos de que, si observamos una ‘variante que escapa a la vacuna’, podamos contener y detener muy rápidamente la propagación de esa versión particularmente perniciosa del virus", señala Gordon Sanghera, director ejecutivo de Oxford Nanopore Technologies.

Estos dispositivos resultan muy útiles en partes del mundo en las que se carece de infraestructura de secuenciación del ADN. En los países más pobres, en los que lamentablemente la gente tendrá que esperar más tiempo para recibir las vacunas, es donde podrían surgir los próximos grandes riesgos de la pandemia.