Última hora
This content is not available in your region

Italia | Primeros pasos hacia la anhelada nueva normalidad

Access to the comments Comentarios
Por Giorgia Orlandi
euronews_icons_loading
Reapertura de la terraza de un restaurante italiano
Reapertura de la terraza de un restaurante italiano   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Italia comienza a flexibilizar las restricciones de la pandemia. Bares y restaurantes abren sus terrazas hasta el toque de queda de las diez de la noche y se eliminan los confinamientos perimetrales. Museos y galerías de arte vuelven a abrir tras 6 meses de encierro, al igual que los cines y teatros con aforo limitado.

"Si no fuera por los clientes que vienen desde hace años, no habríamos sobrevivido, dice Leonardo Starace, propietario de la trattoria Oio. Todavía estaríamos esperando la llegada del turismo. así que buena suerte... como dicen por aquí!", bromea.

Reapertura paulatina en las "zonas amarillas"

Italia emprendió el lunes un proceso paulatino de reapertura en las catorce regiones con bajo riesgo de contagio, las llamadas como "zonas amarillas", que incluyen a Roma y Milán.

"Tememos que los restaurantes vuelvan a cerrar, eso nos preocupa. No sólo por nosotros, los clientes, sino por los dueños de negocios", señala Stefano Pappa, cliente italiano acodado a la mesa de una terraza.

Muchos creen que algunas empresas del sector han sido tratadas injustamente.

"Comprendo a mis colegas que organizaron protestas recientemente. Aunque yo tengo terraza, pienso en quienes no han podido reabrir sus negocios por no disponer de un espacio al aire libre cuya construcción es a veces demasiado cara", señalaba Melissa Massetti, gerente del bar Bellone.

Reanudar una vida social mermada desde hace meses

Gracias a estas terrazas muchos italianos recuperan parte de su vida social mermada desde hace meses.

Con las restricciones aún vigentes a la entrada del turismo, los locales del centro de la capital son los que más sufren. Algunos permanecen aún cerrados.

"Disfrutar de una terraza y reanudar la vida social, la gente da un primer paso hacia la nueva normalidad. La reapertura de cines y teatros después de tantos meses, también juega un papel crucial.

Cines y te atros aún tienen su sala de platea semidesierta pues muchos italianos no se arriesgan al no estar aún vacunados. Emocionada como nunca una joven cinéfila se ha aventurado a entrar en la sala oscura.

"Tengo ganas de llorar, me siento tan emocionada. Ha sido muy difícil para mí y para mucha gente que venía al cine cada semana. Es como la vuelta a las clases, pero sin nervios. Simplemente estamos felices", comenta Elena Catozzi.

La emoción de volver al cine

Fabio Amadei, director del cine Farnese, un histórico cine de barrio asegura que abrir la sala ayuda a cerrar la brecha cultural que ha creado la pandemia.

"Los cines, teatros y salas de conciertos contribuyen a crear la cultura y no pueden quedarse atrás. Es fundamental seguir trabajando"

Los efectos de la campaña de vacunación aún no son tangibles. El proceso de reapertura da sus primeros pasos y aunque el Ministerio de Sanidad insiste en que está asumiendo "un riesgo calculado", los italianos esperan que esta vez lo peor haya pasado y que no haya marcha atrás.

Un reportaje de Giorgia Orlandi para Euronews

Fuentes adicionales • Escarlata Sánchez (Texto y locución en español)