Última hora
Advertising
This content is not available in your region

Europa sigue levantando restricciones a medida que avanzan las campañas de vacunación

euronews_icons_loading
Una pareja con mascarillas baila en la plaza de la República en París, el domingo 23 de mayo de 2021.
Una pareja con mascarillas baila en la plaza de la República en París, el domingo 23 de mayo de 2021.   -   Derechos de autor  Rafael Yaghobzadeh/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Grandes compañías alemanas se han sumado a la campaña de vacunación contra la COVID-19. Evonik seguirá la senda de empresas como Deutsche Bhan, Volkswagen o BASF y pondrá sus instalaciones e incluso sus médicos a disposición del público, aunque el primer lugar lo reservan para sus propios empleados:

- "Soy un empleado de Evonik y mi lugar de trabajo está a sólo 200 metros. Así que estoy justo al lado del centro de vacunación. Es una gran cosa para nosotros ser vacunados por nuestro empleador", explicaba un ciudadano llamado Ralf Scharf.

El acelerón que ha dado Alemania en las vacunaciones ha permitido inocular con al menos una dosis al 40% de la población. Hungría, que también buscó vacunas al margen de la UE, llegó mucho antes a ese porcentaje, por lo que ha podido levantar muchas de las restricciones vigentes durante meses para combatir la pandemia.

El primer ministro, Viktor Orbán, lo resumía así:

- "Esto significa (el levantamiento de restricciones) que podemos decir adiós a nuestras mascarillas, eso es todo. Mi querida mascarilla, adiós. Adiós", afirmó gesticulando al quitarse la mascarilla ante la cámara.

Austria también ha hecho los deberes y disfruta de su primer fin de semana con hoteles, balnearios y restaurantes abiertos tras seis meses de cierre. El aforo es reducido, pero todas las plazas disponibles, un tercio en los balnearios, están cubiertas. Solo se permite la entrada a vacunados o a quienes presenten una prueba negativa de COVID-19.

La República Checa suavizará las restricciones este lunes 24 de mayo, y muchos hoteles ya están preparándose para recibir de nuevo a los clientes. Como en Austria, también se exige una prueba negativa del coronavirus o un certificado de vacunación. En casos de estancias superiores a los 7 días, deberán repetir la prueba.