Última hora
This content is not available in your region

La furgoneta de comida ambulante de Bolonia que da trabajo a mujeres maltratadas por la vida

Access to the comments Comentarios
Por Luca Palamara
euronews_icons_loading
La furgoneta de comida ambulante de Bolonia que da trabajo a mujeres maltratadas por la vida
Derechos de autor  bram janssen/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Una camioneta que vende delicias culinarias por las calles de Bolonia se ha convertido en el símbolo de la integración y la redención para mujeres de Serbia, Jordania y Nigeria, que llegaron a Italia huyendo de la guerra, la pobreza y la desesperación.

La asociciación MondoDonna les da mucho más que cobijo.

Loretta Michelini, Presidenta de la Asociación MondoDonna:

"Lo importante para ellas es ser autónomas a través de su trabajo, para poder vivir libremente en Bolonia. El gran valor de este proyecto es que pueden trabajar juntas: estas mujeres proceden de culturas diferentes y no podemos dar por sentado que se entiendan siempre".

A través de la comida han conectado sus culturas, ofrecen a la gente el sabor de su cocina multiétnica, y se ganan así la vida.

Alberto Di Pasqua, cocineroy coordinador del proyecto:

"Me describieron las recetas de sus abuelas para que les ayudara a prepararlas. Proceden de diferentes culturas, desde los Balcanes hasta Jordania y Nigeria. Tomamos estas recetas y las elaboramos para formar el menú de la camioneta".

Sladjana es serbia y llegó a Italia hace más de 20 años, huyendo de los bombardeos y la destrucción. Cuando llegó con sus dos hijos, fue maltratada por su exmarido durante años, pero finalmente encontró la fuerza para cambiar su vida.

Sladjana Zaric cocinera y vendedora de comida:

"Soporté la violencia doméstica y no me avergüenza decirlo porque ahora entiendo lo que significa, lo que aportó a mi vida y lo que me quitó. Me gustaría que todas las mujeres que son maltratadas escuchen mis palabras, despierten, denuncien y salgan de estas situaciones."

Luca Palamara, corresponsal Euronews:

"Hace falta poco para comerlo, hace falta un poco más para cocinarlo, pero hizo falta mucha fuerza y valor, fuerza para que estas mujeres empezaran una nueva vida". Luca Palamara para Euronews, Bolonia".