Última hora
This content is not available in your region

El Museo Nacional de Dinamarca reune los restos de dos vikingos familiares entre sí

euronews_icons_loading
El Museo Nacional de Dinamarca reune los restos de dos vikingos familiares entre sí
Derechos de autor  Ida Marie Odgaard/Ritzau Scanpix via AP
Tamaño de texto Aa Aa

Reunión familiar 1000 años después. El Museo Nacional de Dinamarca conseguía este miércoles una auténtica proeza de la arqueología al reunir los restos de dos vikingos de la misma familia. Los análisis de ADN esclarecieron que se trataba de parientes en segundo grado.

"Casi nunca encontramos esqueletos que sean familiares", explica desde el museo la arqueóloga Jeanette Varberg. "Como arqueólogo, no tienes ni idea de si el esqueleto que estás excavando tiene o no algún familiar, pero la nueva tecnología y las investigaciones permiten ahora descubrir si dos esqueletos son parientes. Sin duda alguna, se trata de un gran hallazgo, ya que ahora, a través de las familias, se pueden rastrear los movimientos de estas personas en el espacio y en el tiempo".

Y es que en efecto los restos de estos dos vikingos no fueron encontrados en el mismo lugar. Ambos morían en el siglo XI, pero uno de ellos lo hacía en el Reino Unido a los 20 años de edad, siendo enterrado en una fosa común en Oxford. El otro por su parte lo hacía en Dinamarca, con 50 años. Las numerosas marcas en sus huesos sugieren su participación en numerosas batallas.

No se sabe tampoco si estas dos personas llegaron a conocerse, ni si eran siquiera de la misma generación. Podría tratarse, como explica Varberg, de dos medio hermanos, o de un abuelo y un nieto, o de un tío y su sobrino. Tan solo puede certificarse su parentesco.

Varberg también opina como "el más joven de los dos hombres pudo haber sido abatido en una incursión vikinga. Aunque también existe la teoría de que los esqueletos de la fosa común fueran víctimas de un decreto real del rey inglés Etereldo II, el cuál ordenaba en 1002 la muerte de todos los daneses de Inglaterra".

Fuera como fuere y se conocieran o no, a buen seguro que nunca imaginaron que volverían a tener una reunión familiar.