Última hora
This content is not available in your region

Hungría prohibe difundir contenidos infantiles que “promuevan” la homosexualidad

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
a gente despliega una bandera arco iris durante una manifestación por los derechos LGBT frente al edificio del Parlamento húngaro en Budapest
a gente despliega una bandera arco iris durante una manifestación por los derechos LGBT frente al edificio del Parlamento húngaro en Budapest   -   Derechos de autor  Szilard Koszticsak/MTVA - Media Service Support and Asset Management Fund
Tamaño de texto Aa Aa

Los diputados húngaros aprobaron el martes una ley que prohíbe cualquier contenido que represente o "promueva" la homosexualidad o la reasignación de sexo a menores de 18 años.

La ley fue aprobada por 157 diputados, incluidos los del partido gobernante ultraconservador Fidesz. La oposición boicoteó la votación, excepto el partido de extrema derecha Jobbik.

En la práctica, ya no se permitirán los programas educativos o los anuncios de grandes grupos en solidaridad con las minorías sexuales y de género, como el anuncio de Coca-Cola en el que aparecía una pareja de hombres que provocó llamadas al boicot en 2019.

Lo mismo ocurrirá con los libros, como la colección de cuentos y leyendas que desdramatizan la homosexualidad y que atrajo la ira de las autoridades en otoño de 2020.

Series como "Friends" o películas como "Bridget Jones", "Harry Potter" o "Billy Eliot", en las que se menciona la homosexualidad, también podrían ser prohibidas para los menores.

La votación se produjo un día después de que miles de personas salieran a la calle en la capital, Budapest, para denunciar la "constante propaganda" del gobierno contra la comunidad LGBT.

El Fidesz ha defendido su legislación como un esfuerzo para proteger a los niños de la pedofilia. El Consejo de Europa ha condenado el proyecto de ley por considerarlo "engañoso y falso", al igual que varias ONG, entre ellas Amnistía Internacional.

Lydia Gall, investigadora principal sobre la UE oriental y los Balcanes occidentales en Human Rights Watch reaccionó a la votación en Twitter, escribiendo: "Asociar la pedofilia con el colectivo LGBT, prohibir la educación sexual integral y reprimir la libertad de expresión es despreciable e indigno de un Estado miembro de la UE".

"Decisión vergonzosa"

El eurodiputado de los Verdes Rasmus Andresen lo calificó de "decisión vergonzosa". "Va en contra de nuestros valores comunes y de los derechos humanos. Insto a la Comisión de la UE a que tome medidas y apoye a los LGBTI* húngaros", añadió en Twitter.

El lunes, el Intergrupo LGBTI del Parlamento Europeo había advertido en un comunicado que las enmiendas para prohibir la representación y la "promoción" de la reasignación de sexo "infringen varias leyes de la UE", calificándolas de "ley de propaganda al estilo ruso".