Última hora
This content is not available in your region

COLOMBIA | 100 000 muertos y sin luz al final del túnel de la tercera ola de la pandemia

Por Isidro Murga con AFP
euronews_icons_loading
Enterradores portan un ataúd de fallecido por COVID en un cementerio de Nuestra Señora de Belén en Fusagasugá, en Colombia, durante la tercera ola de la pandemia.
Enterradores portan un ataúd de fallecido por COVID en un cementerio de Nuestra Señora de Belén en Fusagasugá, en Colombia, durante la tercera ola de la pandemia.   -   Derechos de autor  Ivan Valencia/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Lo que se presentó como un nuevo pico de muertes ligadas a la pandemia se ha convertido en una larga y dolorosa meseta. Los cementerios no mienten. Colombia sufre los peores zarpazos de la tercera ola sin saber cuándo volverá a descender significativamente el número de nuevos fallecimientos y contagios diarios. El lunes superó el total de 100 000 fallecidos, una barrera psicológica que sacude conciencias en un país harto de la pandemia, pero que tiene la sensación de haber bajado la guardia:

"Es algo que nos hace reflexionar muchísimo acerca del cuidado que debemos de tener, de todas las precauciones, de no tener confianza porque tal vez uno ha perdido el miedo y ganando confianza y en el momento que uno descuida es cuando llega hasta la familia, le toca a uno el corazón y es muy difícil", explicaba un joven llamado Felipe Santana tras enterrar a su tío en un cementerio forestal de Cogua.

El papel de protestas antigubernamentales

La tercera ola de la pandemia tiene como telón de fondo la profunda crisis política y social que atraviesa el país, donde decenas de miles de jóvenes han protestado durante semanas contra el Gobierno conservador de Iván Duque. Según los expertos, la revuelta ha empeorado sin lugar a dudas la situación sanitaria, aunque no es el único factor que ha influido negativamente. El mandatario ha hecho un llamamiento a la responsabilidad ciudadana:

- "Nuestro reto es evitar que más familias vivan esta tragedia. Y sólo lo haremos si actuamos con la responsabilidad que ahora se requiere. La vacuna nos protege y quizás nos aleja de un estrago letal de la enfermedad, pero no libera a nadie de poder adquirirla", decía Duque.

Retrasos en las vacunaciones

También han restado eficacia a la lucha contra la pandemia la reapertura por razones económicas decretada por el Gobierno y el retraso en la campaña de vacunaciones que se ha registrado en algunas zonas de este país de 50 millones de habitantes. Hasta el momento, cerca de 15 millones han recibido la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19, y solo 4,8 millones han recibido la segunda. Según los planes del Gobierno, a finales de año 35 se habrán vacunado, alcanzado así la llamada inmunidad de rebaño.