Última hora
This content is not available in your region

Janez Jansa se presenta ante el Parlamento Europeo como un defensor del Estado de derecho

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Janez Jansa se presenta ante el Parlamento Europeo como un defensor del Estado de derecho
Derechos de autor  Christian Hartmann/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Eslovenia arranca su presidencia al frente del Consejo Europeo en medio de duras críticas, llegadas tanto de fuera como de dentro del propio Parlamento, sobre sus políticas autoritarias y su escaso respeto por el Estado de derecho.

El primer ministro esloveno, Janez Jansa, acudía este martes al emiciclo de Estrasburgo para dar a conocer el programa de su presidencia, de seis meses de duración, y consciente de tener por delante un largo camino para, como se encargaba de recordarle la propia Ursula von der Leyen, ganarse la confianza de sus socios.

"Confianza en la existencia de medidas sólidas para luchar contra la corrupción y el fraude", decía la presidenta de la Comisión. "Confianza en la libertad de los medios de comunicación y en la independencia de los tribunales. Esto también es importante para los contribuyentes europeos, porque en última instancia financian la recuperación. Y por eso cuento con el Gobierno esloveno para que continúe el importante trabajo en los expedientes del Estado de derecho".

Lee: La lucha contra la censura y por la libertad de prensa en Eslovenia

La presidencia de Eslovenia de la UE despierta recelo

No todos fueron tan diplomáticos como Von der Leyen. Algunos eurodiputados se mostraron mucho más contundentes con el primer ministro esloveno, al que acusaron de estar siguiendo los pasos de Polonia y Hungría.

La liberal demócrata Sophie in 't Veld, por ejemplo, recordaba a Jansa como "esta casa ha expresado una gran preocupación por su actitud hacia estos valores. No hay malentendidos, los ataques a los periodistas y a los medios de comunicación, la presión sobre el poder judicial y su interferencia en el nombramiento del fiscal son intolerables", insistía In't Veld, "así que su promesa de liderar sobre la base del Estado de derecho es poco creíble".

La presidencia eslovena arranca 30 años después de que el país lograra su independencia de la antigua Yugoslavia, y de hecho el propio Jansa fue militante anticomunista y firme defensor de una Eslovenia soberana.

En la agenda de los próximos seis meses figuran aspectos como la aplicación del plan de recuperación de la Unión o un nuevo impulso al proceso de ampliación de la misma con la inclusión de los Balcanes Occidentales.