Última hora
This content is not available in your region

Las Fallas se reanudan en España tras el parón por la COVID y los daños causados por la lluvia

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Las Fallas se reanudan en España tras el parón por la COVID y los daños causados por la lluvia
Las Fallas se reanudan en España tras el parón por la COVID y los daños causados por la lluvia   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Eva Máñez

VALENCIA, España, 2 sep – Las fuertes lluvias han empapado las figuras gigantes de papel maché colocadas para la fiesta de las Fallas en la ciudad española de Valencia, pero no lo ha hecho el ánimo de los participantes ansiosos por celebrar tras el parón provocado por la pandemia.

Las fiestas de cinco días, que tradicionalmente se celebraba en marzo, fue cancelado el año pasado cuando la pandemia de COVID-19 azotó España. La edición de este año tuvo que posponerse hasta el 1 de septiembre debido a las numerosas restricciones impuestas a principios de año.

“Estar de nuevo en la calle es ganarle la partida al COVID, con todas las medidas de seguridad y trabajando duro para que no haya contagios, esperamos que la fiesta nos haga recuperar un poco de alegría”, dijo Jaime Bronchud, uno de los organizadores.

Las mascarillas son obligatorias y la fiesta debe terminar a la 1 de la madrugada. Con pocos turistas alrededor, los organizadores esperaban poco jolgorio en las calles, pero dijeron que volver a reunir a sus grupos de falleros es un motivo de alegría de todos modos.

Los “ninots”, muñecos en valenciano, requieren meses de trabajo, y algunos alcanzan grandes alturas para luego ser quemados en un final explosivo. Están hechos de materiales como madera, yeso y papel maché.

Al menos uno de los grandes ninots se derrumbó el martes por la noche a causa del temporal que azotó el este de España, dejando en el suelo pájaros y ángeles de escayola aplastados y dejando al descubierto la estructura de madera dañada.

“Es muy duro”, dijo la fallera Alba Miquel, llorando. “Con todo lo que hemos pasado con el coronavirus, ahora esta caída”, dijo.

La fiesta está dedicada a San José, patrón de los carpinteros. Cientos de esculturas, a menudo sátiras de políticos y famosos, se exponen para que el público vote por su favorito, y solo dos salvan de la quema para unirse a otras supervivientes en el Museo Fallero local.