This content is not available in your region

Dimite la asesora de Boris Johnson por el escándalo de la fiesta en Downing Street

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Dimite la asesora de Boris Johnson por el escándalo de la fiesta en Downing Street
Derechos de autor  JUSTIN TALLIS/AFP or licensors

Se trata de un escándalo mayúsculo que pone en serios aprietos al Gobierno de Boris Johnson y que ya se ha cobrado una dimisión. La portavoz del primer ministro durante la COP26, Allegra Stratton, presentaba su renuncia este miércoles tras la difusión de unas imágenes en las que bromeaba sobre la celebración de una fiesta de navidad en Downing Street. Lo preocupante, la fecha: diciembre de 2020.

"Mis comentarios parecían hacer burla de las normas", se excusaba entre lágrimas la ya exportavoz. "Normas que la gente estaba haciendo todo lo posible por acatar. Esa nunca fue mi intención. Lamentaré esos comentarios por el resto de mis días y les ofrezco a todos ustedes, en sus casas, mis más profundas disculpas por ellos. Trabajar en el Gobierno fue un inmenso privilegio. Traté de hacer lo correcto para todos ustedes, de comportarme con civismo y decencia y a la altura de los altos estándares que ustedes esperan, con razón, del número 10".

Y es que el controvertido vídeo no ha hecho sino echar más leña al fuego de las acusaciones contra funcionarios del Gobierno, que se habrían saltado entonces unas estrictas restricciones sanitarias que todos los demás ciudadanos tuvieron que cumplir.

Johnson, "asqueado" por el vídeo

En el Parlamento, Boris Johnson se veía obligado a pedir "disculpas sin reservas" por el vídeo, si bien defiende que, hasta donde él sabe, esa fiesta no tuvo lugar.

"Pido disculpas por la impresión que se ha dado de que el personal de Downing Street no se toma esto en serio", decía el primer ministro. "Yo mismo estoy asqueado y furioso por ello, pero repito que se me ha asegurado repetidamente que no se rompieron las reglas", insistía Johnson frente a las protestas del Parlamento. 

La policía investiga ya si realmente pudieron violarse en Downing Street las reglas impuestas desde este mismo lugar. Todo ello ante la posible puesta marcha de nuevas restricciones ante la rápida expansión de la variante Ómicron. Para muchos, por supuesto, no hay medidas que valgan si sus supuestos líderes no son los primeros en cumplirlas.