This content is not available in your region

Jóvenes chilenos entre el retroceso y el cambio

Access to the comments Comentarios
Por euronews
euronews_icons_loading
El profesor de gimnasia Diego Lacroix y el fotógrafo Mathias Matta votarán por convicción y sin ilusión.
El profesor de gimnasia Diego Lacroix y el fotógrafo Mathias Matta votarán por convicción y sin ilusión.   -   Derechos de autor  AFP

Cada voto cuenta en Chile. Y es entre los menores de 29 años donde puede jugarse el dilema de retroceso o cambio. La ultraderecha de José Antonio Kast o la izquierda de Gabriel Boric.

Los jóvenes fueron parte importante del 53% de votantes que se abstuvieron en la primera vuelta del 21 de noviembre.

Así lo vive Diego Lacroix, profesor de educación física de 33 años en la Villa San Miguel, un barrio de clase obrera en el sur de Santiago no votó en la primera vuelta pero sí lo hará, sin ganas, este domingo "Más que nada es por el anti fascismo, más que por el hecho de que salga Boric, que me represente, no me siento representado al 100% aun así sé que es un juego y ese juego hay que saber jugarlo."

El fotógrafo Mathias Matta, de 25 años guarda el sentimiento de marginación a lo largo de los últimos años. Se dice desilusionado: "Yo creo que la mayoría de las personas de mi edad no vamos convencidos a votar, desde que somos estudiantes que hemos visto cómo funciona la vida electoral en este país, entonces igual, creo que muchas de las personas que tenemos mi edad, generaciones cercanas, tenemos como una visión súper crítica de lo que es ir a votar, entonces no, no voy confiado a votar, pero voy a votar."

Los indecisos navegan entre el desencanto general con los políticos y la rabia por ante un país tan desigual. Ideologías, creencias y clase social, todo influye. Florencia Moraga, estudiante de ciencias políticas tiene el voto decidido, votará por Kast: "No fue difícil, yo nunca jamás voy a votar por un candidato de izquierda y sobre todo de izquierda radical, no me representa el modelo económico que tienen, el modelo cultural ideológico que tienen tampoco, y Kast es más conservador de lo que yo soy pero compartimos más cosas de las que con Boric, entonces no fue difícil la decisión."

Dice que le ha costado mucho decidirse porque no se siente representado en el mundo político real. Florencia Calvo, de 22 años, estudiante de ingeniería civil en la Universidad Católica.se identifica como "muy liberal" En primera vuelta votó al candidato de derecha moderada Sebastián Sichel. Ahora votará por Boric: "No quería votar por ninguno de los extremos que no me representan. Esos extremos para mí eran sin duda Kast y Boric. Ahora no es el mismo miedo que me da que salga Boric como que gane Kast".

Quejas contra el modelo económico, falta de sintonía por nombres concretos, todo ello, intenciones, desaliento y algún entusiasmo, acabará plasmado el domingo en Chile en el recuento final.

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Comentario en off)