This content is not available in your region

Francia recibe refugiados ucranianos con un permiso de residencia temporal

Access to the comments Comentarios
Por Olivier Peguy
euronews_icons_loading
Centro de acogida de refugiados en Lyón, Francia
Centro de acogida de refugiados en Lyón, Francia   -   Derechos de autor  Euronews

Visitamos un lugar único para facilitar los trámites administrativos de los refugiados de Ucrania en Villeurbanne, cerca de Lyon. Este centro abrió sus puertas el 28 de marzo. En las primeras semanas, acogió a varios cientos de personas cada día. Hoy, la afluencia se ha reducido un poco. Pero el dispositivo sigue funcionando.

Todos los servicios públicos pertinentes están disponibles en el edificio de una antigua fábrica de cartón. Aquí, los recién llegados obtienen primero un permiso de residencia temporal, expedido por la prefectura.

Julien Perroudon, secretario general adjunto de la prefectura del Ródano, cuenta que "saber que tienen un lugar dedicado a ellos es muy tranquilizador. Si entran por esa puerta, saldrán con una decisión que será, o bien su expediente es demasiado complicado, o hay problemas y nos pondremos en contacto con usted en la prefectura, o bien, no hay ningún problema y puedes continuar todo detrás".

Olena Dorosheva llegó hace unos días desde Dnipro, en el este de Ucrania. No oculta su emoción al recibir su permiso de residencia. "Por fin se acabará mi sufrimiento durante unos meses. Mis temores terminarán. Tengo algo de protección. Durante algún tiempo viví en un campamento, en un centro de refugiados. Los franceses me trataron muy bien, me ayudaron. Me tradujeron...", dice.

"Me proporcionaron todo tipo de ayuda, me apoyaron, me alimentaron. Me hablaron. Estoy muy agradecida. Me encantaría vivir entre esta gente. Incluso como me permitieron vivir aquí durante seis meses, estoy muy agradecida a Francia y a todas las personas que nos ayudaron".

Permiso de residencia de hasta tres años

El permiso de residencia temporal es válido durante 6 meses, renovables hasta 3 años. Un papel que abre la puerta a muchos derechos, en términos de salud, vivienda y educación para los niños. También permite a su titular poder trabajar y recibir un subsidio. Marca el comienzo de una nueva vida.

"Cada familia que viene intenta explicarme su situación, a veces es muy difícil", cuenta la traductora Olena Versanne. "Hay situaciones realmente terribles, especialmente las personas que vienen de zonas bombardeadas y devastadas. Así que intento hacer el máximo de cosas para tranquilizarlos, para decirles que todo va a ir bien, que son bienvenidos aquí en Francia".

Este centro de acogida es casi una víctima de su éxito. Algunos refugiados de otros países lamentan que esas condiciones de acogida estén reservadas únicamente a los ucranianos.