This content is not available in your region

Salah Abdeslam y los otros 19 acusados han sido declarados culpables por los atentados del 13N

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
euronews_icons_loading
Juicio del 13N
Juicio del 13N   -   Derechos de autor  Michel Euler/The Associated Press

No ha habido clemencia para Salah Abdeslam, el único superviviente del comando islamista que perpetró los atentados de París el 13 de noviembre de 2015. Un tribunal de París le ha condenado a cadena perpetua sin posibilidad de reducir la pena por su participación en los atentados terroristas yihadistas que dejaron 130 muertos y más de 400 heridos.

La justicia francesa también ha impuesto penas que van desde los 6 años hasta la cadena perpetua a los otros 19 acusados de colaborar de una u otra forma en los atentados.

Gérard Chemla,abogado de los víctimas, señala: "Las penas pronunciadas no son excesivas. Se adaptan a los hechos y a quienes los cometieron. Creo que estamos en un momento que es satisfactorio y espero que para todos, en cualquier caso, por la Justicia".

Philippe Duperron, padre de una víctim, apunta: "Estoy convencido de que esta extrema severidad (de la sentencia) va a satisfacer las expectativas de varios de nuestros miembros (de nuestra asociación) y de varias víctimas. Las vías de recurso están abiertas y el plazo de apelación es de 10 días, esperemos esos 10 días".

Jean Reinhart, abogado de las víctimas, indica : "Creo que como se han pronunciado sentencias muy duras, ciertamente justificadas, pues habrá recurso y tendremos la oportunidad de reunirnos y discutir".

Arthur Dénouveaux, presidente de la asociación 'Life for Paris', destaca: "Creo que si las víctimas querían estar hoy en la sala, no era tanto para ver a los acusados sino como para estar juntos. Era el mensaje que esperábamos desde hace seis años y medio. Para eso están las asociaciones, para estar juntos. Porque la manera de afrontar este horror es recuperarse en grupo y no individualmente. Necesitábamos sentirnos los unos a los otros, estar juntos y escuchar lo que la Justicia tenía que decirnos, ya no después de 10 meses, después de seis años y medio".

Los atentados del 13 de noviembre de 2015 provocaron que ese día fuera el más mortífero en Francia desde que acabó la Segunda Guerra Mundial