This content is not available in your region

El rey emérito podrá apelar los actos previos a su abdicación

Access to the comments Comentarios
Por EFE
El rey emérito de España, Don Juan Carlos, a su llegada a la Zarzuela en mayo
El rey emérito de España, Don Juan Carlos, a su llegada a la Zarzuela en mayo   -   Derechos de autor  OSCAR DEL POZO/AFP or licensors

El rey emérito Juan Carlos I de España, que solicitó recurrir un dictamen que en marzo le denegó la inmunidad ante una demanda de su ex amante, solo tiene derecho a apelar en relación a actos previos a su abdicación en 2014, dijo este martes a Efe una portavoz del equipo legal de la demandante.

En su demanda civil, la antigua amante del emérito, Corinna Zu Sayn-Wittgengstein, acusa al ex jefe de Estado español de haberla sometido a "acoso" desde 2012 hasta 2020.

En marzo, el juez Matthew Nicklin del Tribunal Superior de Londres había considerado que Juan Carlos I no puede ampararse en la inmunidad porque los hechos que se le imputan no fueron "actos de Estado" sino que ocurrieron en el ámbito personal.

El Tribunal de Apelación de Londres, que el lunes escuchó los argumentos de los abogados del emérito, decidió otorgar a Juan Carlos I el derecho de apelación solamente sobre el periodo entre abril de 2012 y junio de 2014, actos anteriores a su abdicación.

Los magistrados de esa corte -Nicolas Underhill y Peter Jackson- le negaron el derecho a apelar la inmunidad posterior a la abdicación.

Esto significa que el caso contra Juan Carlos I debe ir ahora a juicio, precisó una portavoz de la demandante.

Se estima que la vista de apelación sobre el periodo 2012-2014 se lleve a cabo en octubre, según las mismas fuentes.

En su demanda civil, Zu Sayn-Wittgengstein acusa al rey emérito de haberla sometido a "acoso" personalmente o a través de "agentes" a su servicio, presuntamente coordinados en ocasiones por el antiguo director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, lo que Juan Carlos I niega.

Según la demandante, esas acciones, por las que reclama una indemnización por daños y perjuicios y una orden judicial de protección, "amenazaron" su seguridad y la de sus hijos.