EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

João Lourenço aboga por terminar con 'cierto paternalismo' europeo y reclamar la figura de África

João Lourenço aboga por terminar con 'cierto paternalismo' europeo y reclamar la figura de África
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Nara MadeiraJoão Peseiro Monteiro & Bruno Lapierre
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La guerra de Ucrania tiene un impacto que va más allá del continente europeo. Un equipo de Euronews ha viajado a Angola para hablar con el presidente João Lourenço sobre la visión de un país africano, que es un gran productor de petróleo y un potencial proveedor de gas natural a Europa.

La guerra en Ucrania tiene un impacto que va más allá del continente europeo. Un equipo de Euronews ha viajado a Angola para hablar con el presidente João Lourenço sobre la visión de un país africano, que es un gran productor de petróleo y un potencial proveedor de gas natural a Europa.

Señor presidente, en primer lugar, gracias por concedernos esta entrevista. Tengo que referirme a la guerra en Ucrania. En la mayoría de las resoluciones adoptadas por la Asamblea General de la ONU, dirigidas a Rusia, Angola se abstuvo, ¿por qué?, pregunta la periodista de Euronews, Nara Madeira.

"Hubo tres resoluciones; de las tres, Angola se abstuvo en dos. Abstención no es desaprobación. Abstención significa abstención. Debe interpretarse como tal. En la segunda resolución, Angola votó a favor, porque la resolución era muy concreta; pretendía, sobre todo, condenar la anexión de las cuatro regiones del Dombás, y Angola entendía que la agresión, en sí, ya era mala, ya era grave, pero peor que la agresión era la anexión de un territorio extranjero, de un país vecino, miembro de las Naciones Unidas. Así que, en aquel momento, Angola tenía una opción muy clara de votar a favor de la resolución propuesta. En la resolución más reciente, Angola se abstuvo. Sin embargo, previamente, tomó la precaución de intentar negociar, si se nos permite el término, la retirada o la flexibilización, por así decirlo, de un único párrafo. Me refiero concretamente al párrafo operativo, como ellos lo llaman, o ‘P9’, que se refería, digamos, a llevar al agresor ante un tribunal penal internacional. No es que no se pueda hacer, pero conocemos los métodos de negociación, y entendemos que, cuando se negocia, siempre hay que dejar una puerta abierta. Creemos que la prioridad, en este momento, es llevar a Rusia a la mesa de negociaciones. Debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para llevar a ambas partes a la mesa de negociaciones, pero especialmente a Rusia, para lograr un alto el fuego duradero, y negociar la paz, no solamente con Ucrania, sino también con la OTAN", declara João Lourenço, presidente de Angola.

Euronews
El presidente de Angola, João Lourenço, es entrevistado por la periodista de Euronews, Nara Madeira.Euronews

¿Cuál cree que es el impacto de esta guerra en África?, quiere saber la reportera.

"África no es una zona aislada en el mundo. Vivimos en un mundo globalizado, con una enorme interdependencia entre las naciones. Por tanto, la crisis económica, la crisis energética, la crisis de seguridad que ha provocado esta guerra en Ucrania... afectan a todos los países del mundo, sin excepción. Y, quizás más, al continente africano, porque tenemos más vulnerabilidades", afirma João Lourenço.

Usted se ha comprometido a contribuir a la pacificación del continente africano. En el caso de la República Centroafricana, usted abogó por levantar el embargo de armas al Gobierno para que pudiera defenderse. ¿Es esta la única solución para la paz?, interroga Nara Madeira.

"Desde luego, no es la única. Es necesario que el país cumpla con la ‘hoja de ruta’ de Luanda. En cierto modo, ha empezado a hacerlo, pero el proceso no está completo. Por tanto, es necesario negociar con todas las 'fuerzas vivas' del país, y con la oposición en particular, al menos con aquella oposición que se encuentra en territorio centroafricano, y dar oportunidades a otros actores políticos para que participen en la vida política del país", señala el presidente de Angola.

En cuanto al este de la República Democrática del Congo... hay una grave crisis humanitaria derivada de esta guerra. ¿Qué iniciativas propuso en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana (encuentro celebrado recientemente en Adís Abeba), para resolver esta crisis?, pregunta la periodista de Euronews.

"Bueno, las propuestas no eran solamente de Angola. Son propuestas de varios jefes de Estado. Lo que hay que subrayar es que la conclusión fue que hay que dar dos pasos: un paso en particular, que es buscar, a toda costa, un ‘alto el fuego’ definitivo, porque ha sido violado una y otra vez; el que surgió de la cumbre de Luanda fue violado una y otra vez. Hay que llegar a un nuevo ‘alto el fuego’. Es necesario, inmediatamente después de este ‘alto el fuego’, dar el siguiente paso de acuartelar las fuerzas del M23. Para que este proceso tenga lugar, la Cumbre concluyó que es necesario el despliegue de la fuerza regional, compuesta por varios países: Kenia, Burundi, Sudán del Sur, Uganda y Tanzania. Solamente uno de esos países tiene, ya, tropas sobre el terreno. Me refiero a Kenia, que corre con los gastos de mantener sus fuerzas sobre el terreno. Pero... los otros cuatro países tienen algunas dificultades financieras para cubrir esta operación de despliegue, y la Cumbre de la Unión Africana, especialmente su Comité de Paz y Seguridad, recurrirá al Fondo de Paz y Seguridad del continente para cubrir este gasto", indica el mandatario angoleño.

¿Cómo se negocia con esos grupos armados?, quiere saber la autora de la entrevista.

"La Cumbre de Adís Abeba pidió a Angola que estableciera contacto directo con los dirigentes del M23 para convencerles de que aceptaran el ‘alto el fuego’ y que acuartelaran sus fuerzas. Inmediatamente nos pusimos a cumplir con esta misión que se nos encomendó. Y, en este mismo momento, Angola ya está manteniendo contactos con la dirección del M23", declara João Lourenço.

El contexto geopolítico actual nos obligó a revisar nuestras prioridades. Europa, en este momento, está buscando una opción para sustituir el gas ruso. ¿Es Angola una alternativa?, interroga Nara Madeira.

"Angola es una alternativa. Angola, de momento, produce más petróleo que gas, aunque tenemos gas. Pero... hemos creado un nuevo consorcio para la producción de gas. Así que, varias multinacionales, en conjunto, van a empezar a explorar más yacimientos de gas en Angola, por lo que hay reservas identificadas. El gas en Angola no se desarrolló mucho porque faltaba legislación. Angola no tenía una legislación específica para el gas, centrada en el gas, y esto inhibía un poco a las multinacionales. Pero... esta situación ha terminado, desde 2017, y creemos que la producción de gas natural, no del denominado gas asociado, en Angola, experimentará un auge en los próximos años. Y, por lo tanto, a partir de entonces, Europa podrá contar con Angola como un importante proveedor, no solamente de gas, sino también de hidrógeno verde. Ya estamos estableciendo contactos con algunos países europeos para la producción de hidrógeno verde", afirma el presidente de Angola.

Angola sigue dependiendo, casi exclusivamente, del petróleo. Pero uno de los objetivos de su Gobierno es la diversificación de la economía. ¿En qué punto nos encontramos?, pregunta la periodista.

"Vamos bien. El sector no petrolero de nuestra economía está experimentando un crecimiento, digamos, satisfactorio. Y... vamos a seguir por este camino, pero pasará algún tiempo antes de que los ingresos del petróleo pasen a un segundo plano. Hoy siguen siendo los más importantes, pero la tendencia se está invirtiendo. Llegará un momento en que el PIB nacional se compondrá, principalmente, de ingresos procedentes del sector no petrolero", indica el mandatario angoleño.

Usted propone desarrollar el turismo, la agricultura y la pesca. En relación con el turismo, por ejemplo, existe la llamada ‘diáspora histórica’. Se calcula que 12 millones de ciudadanos estadounidenses tienen ascendencia angoleña. ¿Cómo se puede reforzar esta conexión?, quiere saber Nara Madeira.

"Hemos empezado a establecer contactos con algunos representantes de la diáspora africana en Estados Unidos. Ya han hecho algunas visitas a Angola... quiero decir a Angola, y no solamente a Luanda. No se limitan a Luanda. Son muy entusiastas. No hablo de regresar, sino de establecer esta conexión, que se ha interrumpido, un poco, a lo largo de los siglos. Así que, por nuestra parte, existe este interés, y daremos todo el apoyo necesario para que, hoy, los afrodescendientes mantengan esta conexión con nosotros, con el continente; en particular, con Angola", explica João Lourenço.

Euronews
Imagen del presidente de Angola, João Lourenço, en su entrevista para el espacio The Global Conversation.Euronews

¿Es más fácil hoy, para un empresario, para un inversor, establecerse en Angola?, interroga la reportera de Euronews.

"Sí, claro que es mucho más fácil. Y... no soy yo quien lo dice, son los propios inversores. En los cinco años que llevo al frente de los asuntos del país, una de nuestras preocupaciones ha sido crear un entorno empresarial diferente del que encontramos; por lo tanto, un mejor entorno empresarial. Una de las características de este mejor entorno empresarial es, sin duda alguna, la lucha contra la corrupción. No puedo garantizar que ya no haya corrupción en Angola. De hecho, hay corrupción en todas partes del mundo. Pero... lo que sí puedo garantizar es que hoy, en Angola, la corrupción ya no se lleva a cabo de manera impune. En otras palabras, siempre que las autoridades tengan conocimiento de esta práctica, independientemente de quién la lleve a cabo, el caso no quedará sin castigo", señala el presidente de Angola.

En la última cumbre de la Unión Africana, usted estuvo con el primer ministro de Portugal, António Costa. Él dijo que uno de los temas discutidos fue: cómo impulsar las relaciones entre Europa y África. ¿Qué puede hacer Angola al respecto?, pregunta la periodista.

"¿Qué puede hacer Angola respecto a eso? Decir a los europeos que lo que queremos es tener relaciones reales de cooperación, lo que a veces no ocurre. Queremos combatir un cierto paternalismo que, en ocasiones, existe, y decir que también tenemos algo que ofrecer a Europa. No es solamente Europa la que tiene capital, la que tiene conocimientos prácticos que ofrecer a nuestro continente. Nosotros también tenemos algo muy importante que dar a cambio. Así que, el beneficio de la cooperación entre nuestros dos continentes es recíproco", declara el político angoleño.

¿Qué pueden hacer la Unión Europea y los Estados miembros para fomentar estas relaciones?, quiere saber Nara Madeira.

"Lo que la Unión Europea puede hacer, y en cierto modo está haciendo, es discutir con nosotros de igual a igual, el interés por la cooperación Norte-Sur. Por tanto... es cambiar algunas reglas del juego. Está claro que hoy nuestro continente está, de facto, descolonizado. Pero... aun así, incluso décadas después de la colonización, las relaciones internacionales siguen sin ser justas. Hay reglas internacionales que lo son todo en el comercio, en el comercio de materias primas, que tenemos que sentarnos a renegociar. No en vano, queremos... África quiere un puesto en el G20. Quiere un puesto; uno... o más, como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, precisamente, para corregir estas relaciones que, a día de hoy, seguimos considerando injustas, de alguna manera", afirma João Lourenço.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ha dicho que Angola es un socio estratégico. ¿Para usted, en qué áreas lo es?, interroga la autora de la entrevista.

"En áreas fundamentales de la vida de los países, concretamente, en el ámbito de la seguridad. Me refiero a la seguridad internacional. Angola tiene algo que decir en este asunto. Y... en el campo económico, en la producción de alimentos para sustentar al mundo. Tenemos suficiente tierra y suficiente agua. Nos falta el capital, y nos faltan los conocimientos prácticos para ser un país que pueda suministrar alimentos a... no solamente a Angola, sino al mundo", señala el presidente de Angola.

Estados Unidos va a invertir 2 000 millones de dólares en un sistema fotovoltaico. Uno de los objetivos de Angola es desarrollar las energías renovables. ¿Van por buen camino?, pregunta la periodista.

"No estamos muy lejos de alcanzar el objetivo que nos hemos fijado. Actualmente, el 64 % de la energía producida en Angola ya no procede de fuentes contaminantes. El 64 % es energía hidroeléctrica, esencialmente hidroeléctrica. Pero, también, empieza a ser energía fotovoltaica. El año pasado inauguramos dos grandes plantas fotovoltaicas en la provincia de Benguela. Tenemos un proyecto previsto para el este del país, y tenemos este gran proyecto con una empresa norteamericana, que producirá y suministrará energía a cuatro provincias del sur de Angola. Nuestro objetivo es, de aquí a 2026, dar el salto del 64 al 70 %, aproximadamente, de energía procedente de fuentes limpias", declara el mandatario angoleño.

Además de todas estas transformaciones económicas que ya están en curso, prometió la creación de autonomías. ¿Cuándo tendrán lugar las elecciones?, quiere saber Nara Madeira.

"No se trata de una promesa", indica João Lourenço.

Fue una promesa electoral, insiste la reportera.

"Es una decisión. No, no es electoral. Presentamos esta cuestión de las autonomías justo después del inicio de mi primer mandato. Llegué a la Presidencia de la República de Angola en 2017. Y, si no me equivoco, en 2018 o 2019, no estoy muy seguro, en una reunión del Consejo de la República, y por iniciativa nuestra, mía, hablamos de la posibilidad de organizar elecciones municipales. Y... todo esto es un proceso. Se trata de un proceso. Nunca hubo elecciones locales en Angola. Esta será la primera vez. ¿Cuándo tendrán lugar? No lo sé, pero tendrán que celebrarse, necesariamente. Para que haya elecciones locales tiene que haber apoyo legal. Estamos en un Estado democrático de derecho. Todo tiene que tener una base legal. Los especialistas han definido un conjunto de más de diez leyes municipales, del poder municipal, y la mayoría de ellas ya han sido aprobadas por la Asamblea Nacional, a excepción, creo, de una fundamental. Faltan algunas más, pero una es fundamental. Se trata de la definición del calendario para la realización de estas elecciones. Es decir, hay dos posiciones diferentes. Hay quienes piensan que, por primera vez, la nación debería celebrar elecciones locales en todos los municipios del país. Esta es una posición. Y, también, hay quienes son más prudentes, no diría más conservadores, pero sí más prudentes, y consideran que, por tratarse de una experiencia nueva, sería, digamos, como un disparo al aire, comenzar por realizarlas en todos los municipios del país. Piensan que esto se podría hacer por fases. Cuando se supere esta disputa entre fuerzas políticas, se aprobará la ley. Y, a partir de entonces, el jefe del Estado estará en condiciones de crear las circunstancias precisas para convocar elecciones locales", concluye el presidente de Angola, João Lourenço.

Editor de vídeo • Christophe Pitiot

Fuentes adicionales • Yoann Nurier (Production Assistant)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El líder militar de Chad, ganador de las elecciones entre acusaciones de fraude

Las islas Canarias miran a Europa en busca de soluciones a la crisis migratoria

Las inundaciones en Kenia causan decenas de muertos