EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

El periodista estadounidense Evan Gershkovich será juzgado en Rusia por espionaje

Foto:
Foto: Derechos de autor Alexander Zemlianichenko/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Alexander Zemlianichenko/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Por Euronews
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

'The Wall Street Journal' niega las acusaciones en su contra, al igual que su empleador, pero a pesar de ello lleva más de un año encarcelado.

PUBLICIDAD

El periodista estadounidense Evan Gershkovich, encarcelado desde hace más de un año en Rusia por espionaje, será juzgado en la ciudad de Ekaterimburgo, en los Urales, según informaron este jueves las autoridades rusas.

La acusación contra el periodista de The Wall Street Journal ha finalizado y su caso se ha presentado ante el Tribunal Regional de Sverdlovsky, en la ciudad situada a unos 1.400 kilómetros al este de Moscú, según la Fiscalía General de Rusia.

Rusia revela por primera vez los detalles de la acusación

Gershkovich está acusado de "recopilar información secreta" por orden de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos sobre Uralvagonzavod, una instalación en la región de Sverdlovsk que fabrica y repara equipos militares, dijo la Fiscalía General en un comunicado, revelando por primera vez los detalles de las acusaciones contra él.

Los funcionarios no aportaron pruebas que respalden las acusaciones. No se supo cuándo comenzaría el juicio.

Gershkovich fue detenido durante un viaje informativo a Ekaterimburgo en marzo de 2023 y acusado de espiar para Estados Unidos. El periodista, su empleador y el gobierno estadounidense negaron las acusaciones, y Washington calificó su detención de "injusta".

Caso relacionada con una fábrica de tanques

El Servicio Federal de Seguridad, o FSB, alegó en su momento que actuaba por orden de Estados Unidos para recoger secretos de Estado, pero tampoco aportó pruebas.

Uralvagonzavod, una fábrica estatal de tanques y vagones de ferrocarril situada en la ciudad de Nizhni Taguil, a unos 100 kilómetros al norte de Ekaterimburgo, se dio a conocer en 2011-12 como un bastión de apoyo al presidente Vladímir Putin.

El capataz de la planta, Igor Kholmanskih, apareció en el programa telefónico anual de Putin en diciembre de 2011 y denunció las protestas masivas que se estaban produciendo en Moscú en ese momento como una amenaza para la "estabilidad", proponiendo que él y sus colegas viajaran a la capital para ayudar a reprimir los disturbios. Una semana después, Putin nombró a Kholmanskikh su enviado en la región.

Posible canje por un ruso encarcelado en Alemania

Putin ha dicho que creía que se podría llegar a un acuerdo para liberar a Gershkovich, insinuando que estaría abierto a canjearlo por un ciudadano checheno encarcelado en Alemania, que parecía ser Vadim Krasikov. Cumple cadena perpetua por el asesinato en Berlín en 2019 de un ciudadano georgiano de ascendencia chechena.

Preguntado la semana pasada por The Associated Press sobre Gershkovich, Putin dijo que Estados Unidos está "tomando medidas enérgicas" para lograr su liberación. Dijo a las agencias de noticias internacionales en San Petersburgo que tales liberaciones "no se deciden a través de los medios de comunicación de masas", sino a través de un "enfoque discreto, tranquilo y profesional. Y, desde luego, sólo deben decidirse sobre la base de la reciprocidad", añadió en alusión a un posible canje de prisioneros.

El gobierno de Biden ha intentado negociar su liberación, pero el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso ha declarado que sólo consideraría un canje de prisioneros tras el veredicto de su juicio.

Hasta 20 años de cárcel

Gershkovich se enfrenta a una pena de hasta 20 años de prisión si es declarado culpable.

Es el primer periodista estadounidense detenido por espionaje desde Nicholas Daniloff, en 1986, en plena Guerra Fría. La detención de Gershkovich conmocionó a los periodistas extranjeros en Rusia, a pesar de que el país había promulgado leyes cada vez más represivas contra la libertad de expresión tras el envío de tropas a Ucrania.

Hijo de emigrantes soviéticos afincados en Nueva Jersey, Gershkovich hablaba ruso con fluidez y se trasladó al país en 2017 para trabajar en el diario The Moscow Times antes de ser contratado por el WSJ en 2022.

Desde su detención, Gershkovich ha estado recluido en la prisión moscovita de Lefortovo, una tristemente célebre cárcel de la época zarista utilizada durante las purgas de Josef Stalin, cuando se llevaban a cabo ejecuciones en su sótano.

PUBLICIDAD

La embajadora estadounidense Lynne Tracy, que visitó regularmente a Gershkovich en prisión y asistió a las vistas de su juicio, ha calificado de "ficción" los cargos que se le imputan y ha dicho que Rusia está "utilizando a ciudadanos estadounidenses como peones para conseguir fines políticos".

Desde el envío de tropas a Ucrania, las autoridades rusas han detenido a varios ciudadanos estadounidenses y a otros occidentales, lo que parece reforzar esa idea.

No es el único caso de periodista acusado de espionaje en Europa

El periodista español Pablo González lleva detenido en Polonia desde febrero de 2022 bajo la acusación de ser un espía ruso. Polonia ha prolongado su prisión en nueve ocasiones sin presentar pruebas de la acusación.

La mujer de González, Oihana Goiriena, ha relatado que, junto a su hijo, pudo visitarle durante dos horas en presencia de miembros de los servicios secretos polacos. Es el tercer encuentro que han tenido en los dos años y cuatro meses que lleva en la prisión polaca.

PUBLICIDAD

Las autoridades polacas ni han señalado fecha de juicio ni tampoco han presentado pruebas de los delitos de los que le acusan a González.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Detenido en Moscú un francés acusado de espiar las actividades militares de Rusia

Dos espías rusos arrestados en Alemania preparados para sabotear la ayuda a Ucrania

Austria detiene a un agente de información interior por espiar para Rusia