EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Estos son los favoritos para repartirse los altos cargos de la UE, a debate en Bruselas

Ursula von der Leyen y Kaja Kallas figuran entre los aspirantes a los puestos más altos de la UE.
Ursula von der Leyen y Kaja Kallas figuran entre los aspirantes a los puestos más altos de la UE. Derechos de autor Europea Union, 2023.
Derechos de autor Europea Union, 2023.
Por Jorge LiboreiroAida Sanchez Alonso
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El complicado reparto de los altos cargos es el próximo capítulo tras las elecciones al Parlamento Europeo.

PUBLICIDAD

Los líderes de la Unión Europea se reúnen este lunes en Bruselas para debatir, y posiblemente asignar, los principales cargos del bloque. En la cumbre informal, los 27 jefes de Estado y de Gobierno debatirán sobre quién debe ocupar la próxima presidencia de la Comisión Europea y del Consejo Europeo, así como el puesto de Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

Las negociaciones han sido tradicionalmente un delicado acto de malabarismo: la distribución de los altos cargos debe tener en cuenta las afiliaciones políticas, los orígenes geográficos y el equilibrio de género para garantizar el mayor apoyo en toda la mesa.

En 2019, la selección se produjo tras varios días de disputas, incluido un maratón que duró toda la noche y que dejó a los líderes visiblemente agotados. Esta vez, Bruselas podría tener un camino más fácil.

Tras las elecciones europeas, ha surgido un consenso más rápido de lo que muchos habían previsto: Ursula von der Leyen para la Comisión, António Costa para el Consejo y Kaja Kallas para el cargo de Alta Representante.

"Esta es la dirección de la marcha", dijo un diplomático, hablando bajo condición de anonimato. "Hay un claro interés en obtener claridad y previsiblemente rápido". Otro diplomático sugirió que la rapidez con la que se ha elaborado el paquete se debe sobre todo a la falta de alternativas creíbles de las partes.

Aunque hay muchas esperanzas puestas en una resolución rápida, el acuerdo final podría no sellarse en la cena de este lunes y retrasarse hasta la cumbre formal del 27 de junio. Así están las cosas.

Comisión Europea: Ursula von der Leyen

Ursula Von der Leyen quiere presidir la Comisión Europea en un segundo mandato.
Ursula Von der Leyen quiere presidir la Comisión Europea en un segundo mandato.Unión Europea, 2024

Desde que anunció su candidatura a la reelección en febrero, Von der Leyen ha sido considerada la favorita indiscutible para la Comisión Europea. Esta alemana de 65 años ha dirigido el ejecutivo durante las crisis de los últimos cinco años, garantizando al mismo tiempo que la actividad legislativa mantuviera su ambición original.

Su fuertemente centralizada forma de trabajar, su trascendental Pacto Verde, su reacción a las protestas de los agricultores y, sobre todo, su respuesta inicial a la guerra entre Israel y Hamás, en la que fue fotografiada estrechando la mano del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se consideraron en su día obstáculos en su camino hacia un segundo mandato.

Pero la aplastante victoria de su Partido Popular Europeo (PPE), de centroderecha, en las elecciones de junio, con 190 escaños, ha dejado de lado estas preocupaciones. Von der Leyen ya ha entablado negociaciones con los socialistas y los liberales para construir una coalición centrista para los próximos cinco años, sin implicar formalmente a la extrema derecha de Giorgia Meloni.

Von der Leyen, miembro titular del Consejo Europeo, asistirá a la cumbre de este lunes, pero se ausentará cuando comience la conversación sobre los altos cargos. En caso de obtener la bendición de los líderes, se enfrentará más tarde a un interrogatorio en el Parlamento Europeo, donde necesitará el respaldo de la mayoría de los recién elegidos eurodiputados (361 votos) para asegurarse el puesto.

Antes de las elecciones, en Bruselas se especulaba con posibles alternativas a Von der Leyen. Otros líderes del PPE, como el croata Andrej Plenković, el rumano Klaus Iohannis y el griego Kyriakos Mitsotakis sonaban en las quinielas, junto con Roberta Metsola, actual presidenta del Parlamento Europeo.

El ex primer ministro italiano Mario Draghi fue otra de las alternativas que más titulares atrajo. Pero la propuesta, ampliamente atribuida a funcionarios franceses como una estratagema para obtener concesiones de Von der Leyen, siempre fue descabellada: Draghi no está afiliado a ningún partido político y su nombramiento perturbaría por completo el juego de regateo.

Consejo Europeo: António Costa

António Costa, ex primer ministro de Portugal.
António Costa, ex primer ministro de Portugal.Unión Europea

Los Socialistas y Demócratas (S&D) quedaron en un distante segundo puesto en las elecciones europeas, con 136 escaños. Pero el resultado no merma sus ambiciones.

La familia de centro-izquierda ha puesto sus miras en la presidencia del Consejo Europeo, un cargo que carece de poderes legislativos pero que adquiere especial relevancia en tiempos de crisis, cuando los líderes se reúnen de urgencia para tomar decisiones cruciales.

El actual titular es Charles Michel, liberal belga, que no puede ser reelegido tras dos mandatos consecutivos de dos años y medio. El liderazgo de Michel ha sido divisivo: su intento a principios de año de presentarse como candidato en las elecciones europeas fracasó y puso de manifiesto los peligros de nombrar a alguien relativamente joven (y ambicioso) para dirigir el Consejo Europeo.

PUBLICIDAD

Los socialistas han visto una oportunidad y han propuesto el nombre de un veterano: António Costa, el político de 62 años que fue primer ministro de Portugal entre 2015 y 2024. Durante su mandato, Costa fue muy apreciado por sus colegas dirigentes por su actitud constructiva y su carácter cercano.

Pero su estancia en el poder se vio truncada en noviembre de 2023, cuando dimitió después de que varios miembros de su gabinete fueran acusados de corrupción y tráfico de influencias en la concesión de proyectos de minería de litio, hidrógeno verde y centros de datos. El caso levantó sospechas de que Costa posibilitara algunos de estos negocios irregulares.

Poco después de su dimisión, los fiscales admitieron haber confundido el nombre de António Costa con el del Ministro de Economía António Costa Silva en la transcripción de las escuchas telefónicas. Este y otros errores han socavado la causa judicial, creando entre los diplomáticos de Bruselas la impresión de que el nombre de Costa acabará por quedar limpio.

En caso de que los líderes de la UE se lo piensen dos veces, una alternativa socialista podría ser la danesa Mette Frederiksen, pero ella ha negado cualquier interés en un alto cargo. Mario Draghi también ha sido propuesto para el Consejo, donde su seriedad sería una ventaja.

PUBLICIDAD

Alta Representante: Kaja Kallas

Kaja Kallas ha presionado a la UE para que adopte sanciones más duras contra Rusia.
Kaja Kallas ha presionado a la UE para que adopte sanciones más duras contra Rusia.Virginia Mayo/AP

La familia liberal de Renovar Europa, que cayó de 102 a 80 escaños en las elecciones europeas, también quiere asegurarse un alto cargo, a pesar de sus decepcionantes resultados.

Los socialistas se centran en el Consejo, dejando a los liberales la Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. La importancia de este cargo ha aumentado a medida que el bloque se enfrenta a crisis mundiales, pero su eficacia sigue limitada por el principio de unanimidad.

El actual titular es Josep Borrell, un socialista acérrimo que a menudo ha frustrado a los diplomáticos por salirse del guion y expresar puntos de vista personales no compartidos por los Veintisiete.

La geografía será el factor clave en la elección de su sucesor. Dado que la Comisión y el Consejo se dirigen a Europa occidental y del sur, respectivamente, la idea es que el Alto Representante recaiga en un representante del este.

PUBLICIDAD

El doble criterio de Europa liberal y del este reduce enormemente la lista de candidatos y empuja a la primera ministra estonia, Kaja Kallas, al primer plano. En los dos últimos años, Kallas se ha convertido en una voz destacada en la respuesta de la UE a la invasión rusa de Ucrania, instando al bloque a adoptar sanciones más duras contra el Kremlin y reprendiendo a los aliados occidentales que no entregan a Kiev la munición prometida.

Sus políticas se consideraban demasiado duras y centradas en el Báltico, pero la brutal realidad de la guerra ha cambiado el debate a su favor. Ahora es una seria candidata a convertirse en la próxima responsable de política exterior de la UE. Si la nombran, tendrá que demostrar que también puede hablar con convicción de otras regiones, como África, Oriente Medio y América Latina. "Ella no supone una línea roja para nadie", dijo un diplomático. "El cargo de Alta Representante viene determinado en gran medida por el mandato otorgado por los Estados miembros".

Otro candidato liberal es el belga Alexander De Croo, que recientemente dimitió como primer ministro, pero sus orígenes en Europa occidental podrían jugar en su contra. Radosław Sikorski, antiguo eurodiputado, actual ministro de Asuntos Exteriores de Polonia y firme partidario de Ucrania, encaja en el perfil de Alto Representante. Sin embargo, está afiliado al PPE, por lo que su nombramiento enviaría a los líderes de nuevo a la mesa de dibujo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Von der Leyen se ausentará mientras los líderes debaten el lunes sobre los altos cargos de la UE

Un Macron debilitado en la lucha de reyes en Europa

Los democristianos de la CDU ganan las elecciones europeas en Alemania y crece la extrema derecha