EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Draghi rechaza que los bajos tipos del BCE sean responsables de los problemas del Deutsche Bank

Draghi rechaza que los bajos tipos del BCE sean responsables de los problemas del Deutsche Bank
Derechos de autor 
Por Euronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En plena tormenta en Alemania por la situación del Deutsche Bank, el presidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi acudió al Budestag para responder a las preguntas de los diputados…

PUBLICIDAD

En plena tormenta en Alemania por la situación del Deutsche Bank, el presidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi acudió al Budestag para responder a las preguntas de los diputados germanos. Draghi negó que su política de tipos bajos, que resta rentabilidad a los bancos, fuera la causante de los problemas económicos que atraviesa el Deutsche Bank tal como se le acusa en el país.

“El BCE es sensible al riesgo y los problemas para la gente de unos tipos de interés bajos”, reconoció Draghi a la salida de su encuentro con los diputados alemanes. “Pero muchos bancos sufren problemas que no tienen nada que ver con los intereses bajos, sino posiblemente por otras razones. Sea por su modelo de negocio o por el tipo de dirección”.

El presidente del BCE manifestó ante los diputados germanos que su flexible política monetaria busca relanzar la economía de la eurozona y que, aunque provoque unos intereses muy bajos para la gran cantidad ahorradoras que hay en Alemania, la inflación también débil lo compensa.

Mario Draghi speaking after his meeting with German MPs https://t.co/R13vtM6LEr

— ECB (@ecb) 28 de setembre de 2016

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La confianza económica alemana cae: ¿Está la locomotora de Europa descarrilando?

Se espera que no haya recorte sorpresa del BCE en julio y todas las miradas están puestas en septiembre

Por qué la reelección de Trump podría afectar a la economía europea en al menos 150.000 millones de euros