EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

De la India a Europa: ¿qué oportunidades y retos traerá el nuevo corredor económico?

Foto de archivo de trabajadores en una obra en Mumbai, India
Foto de archivo de trabajadores en una obra en Mumbai, India Derechos de autor Frank Augstein/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Frank Augstein/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por Osama Rizvi
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El Corredor Económico India-Oriente Próximo-Europa permitirá a Europa establecer su propia influencia en el Golfo Arábigo, frustrando cualquier plan de influencia exclusivamente china. Euronews Business analizará este corredor económico y los retos que plantea.

PUBLICIDAD

En la cumbre de líderes del G20 de septiembre de 2023, Narendar Modi, primer ministro de la India, anunció el Corredor Económico India-Oriente Próximo-Europa (IMEC, por sus siglas en inglés) que irá de la India a Europa, pero ¿qué supondrá este proyecto? ¿Cuándo se pondrá en marcha? ¿Y cuáles son las perspectivas y los retos que ofrecerá a Europa?

El IMEC trabajará con países como Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Italia, Alemania y Francia, junto con la Unión Europea y los Estados Unidos, para impulsar el proyecto.

China hizo algo parecido con sus diversos megaproyectos de rutas comerciales, como el Corredor Económico Integral Regional (RCEP) y la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI). El país también está tendiendo vastas redes ferroviarias y de carreteras para integrar aún más la región en el comercio.

Mientras tanto, India, una economía mundial emergente —que recientemente ha superado al Reino Unido como quinta economía mundial— intenta ahora competir con esta realidad, y este juego de geopolítica representa una oportunidad para Europa.

¿En qué consistirá IMEC?

El proyecto IMEC forma parte de la más amplia Asociación para la Infraestructura y la Inversión Mundiales (PGII), que se puso en marcha en junio de 2022, y tiene como objetivo satisfacer las necesidades de los países de renta baja y media (PRMB).

El IMEC, de 4 800 km, constará de una vía férrea, redes barco-ferrocarril y otras rutas de transporte. Se dividirá en dos partes: El Corredor Este, que conectará el Golfo Arábigo con la India, y el Corredor Norte, que conectará el Golfo con Europa.

Se conectarán puertos famosos como Fujairah, Jebel Ali y Abu Dhabi en EAU, Haifa en Israel, Mundra y Kandla en India, junto con puertos de Grecia (El Pireo), Francia (Marsella) e Italia (Mesina).

Para tener en cuenta los problemas modernos y las cuestiones políticas, se prestará especial atención al aumento de la eficiencia del transporte, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la generación de empleo.

Oportunidades para Europa

La región de Oriente Próximo y el Golfo se ha convertido en el centro del juego de las grandes potencias. La influencia de China es la más fuerte y crece día a día en Oriente Medio, una región que no sólo está llena de reservas de petróleo y gas, sino que también alberga importantes puntos claves que comandan la economía mundial.

Como tal, el IMEC permitirá a Europa establecer su propia influencia en el Golfo, frustrando cualquier plan de influencia exclusivamente china. También es una oportunidad para que Europa se desmarque de Pekín y Moscú.

El IMEC también tiene el potencial de reducir el coste de transporte entre un 30 % - 40 % desde los puertos europeos a las regiones conectadas, como dijo Ursula Von der Leyen en su intervención en el evento PGII, en septiembre de 2023 en Delhi.

"Será la conexión más directa hasta la fecha entre India, el Golfo Arábigo y Europa: con un enlace ferroviario que hará que el comercio entre India y Europa sea un 40 % más rápido; con un cable eléctrico y un gasoducto de hidrógeno limpio para fomentar el comercio de energías limpias entre Asia, Oriente Medio y Europa y con un cable de datos de alta velocidad para conectar algunos de los ecosistemas digitales más innovadores del mundo y crear oportunidades de negocio a lo largo de todo el trayecto", afirmó.

Hay un total de 8 signatarios del IMEC, que representan el 40 % de la población mundial y más de la mitad de la economía mundial. Esto representa una enorme oportunidad para que Europa se integre más en el futuro del desarrollo económico mundial.

Obstáculos que Europa debe superar

El mayor obstáculo para el IMEC es la guerra en Oriente Medio, ya que se espera que provoque importantes retrasos en el proyecto al echar un jarro de agua fría sobre los avances logrados hasta ahora en el deshielo de las relaciones diplomáticas entre Israel y Arabia Saudí. Para Europa será difícil sortear estas complejas incertidumbres geopolíticas.

Además, sigue habiendo ambigüedad en cuanto al calendario. Recientemente, los participantes no convocaron una reunión obligatoria a los 60 días para poner en marcha el "plan de acción" para la IMEC, tal y como se acordó en la reunión original del G20. Tampoco hay muchos detalles sobre la financiación: el desarrollo de las conexiones portuarias y ferroviarias, etc. requerirá miles de millones de euros, con estimaciones que apuntan a que podría costar hasta 8 000 millones de dólares (7 400 millones de euros).

PUBLICIDAD

Uno de los mayores retos para Europa será garantizar que la tecnología, el dinero y otras infraestructuras que se establezcan bajo el paraguas del IMEC no se utilicen para fomentar o beneficiar la influencia de Rusia y China.

Desde la guerra de Ucrania, el papel de Oriente Medio para Rusia ha crecido significativamente. Los EAU exportaron a Rusia componentes informáticos y equipos electrónicos y de comunicaciones por valor de 233 millones de dólares, en los 5 primeros meses de 2023. Se trata de un enorme aumento si se compara con los 2 millones de dólares del mismo periodo de 2022. Por otra parte, China se ha convertido en el mayor comprador de petróleo y gas del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG).

La geopolítica de la IMEC es intrincada, ya que tanto Arabia Saudí como los EAU —los países cuyos puertos desempeñarán el papel principal en la conectividad y la mejora del comercio— tienen estatus de Socio de Diálogo en la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) y es probable que el primero pase a formar parte del bloque económico en ascenso BRICS (encabezado por China), mientras que el segundo ya ha aceptado la invitación.

A medida que el mundo avanza hacia el 'minilateralismo' —es decir, pequeños grupos de países que cooperan para abordar cuestiones colectivas o perseguir objetivos—, el IMEC brinda a Europa la oportunidad de incrementar su comercio y mejorar su acceso a los mercados mundiales.

PUBLICIDAD

Fuentes adicionales • Angélica Parra Hernández (Traducción y texto en español)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

China y Europa buscan nuevas rutas comerciales, así será el Corredor Medio

La Policía india carga contra una tractorada cuando intentaba entrar en Nueva Delhi

Francia devuelve a la India el avión retenido por sospechas de tráfico humano