EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

La moda, enemiga del planeta

La moda, enemiga del planeta
Derechos de autor 
Por Ana Buil Demur con AP
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La industria de la moda es la segunda más contaminante del planeta. Según la ONU, es responsable del 20% de las guas residuales en el mundo y el 10% de los gases de efecto invernadero. Coincidiendo con la COP25, echamos un vistazo a los desafíos y compromisos del sector para apostar por el verde.

PUBLICIDAD

La industria de la moda es la segunda más contaminante del planeta. Según la ONU, es responsable del 20% de las aguas residuales en el mundo y del 10% de los gases de efecto invernadero.

Coincidiendo con la COP25, que se celebra en Madrid, echamos un vistazo a los desafíos y compromisos del sector para apostar por el verde.

"Produce más emisiones de dióxido de carbono que todos los vuelos y envíos marítimos internacionales juntos. Es una cantidad increíble. Es un gran problema también el agua que se usa. Necesitaríamos trece años años para bebernos el agua que se utiliza para hacer unos tejanos y una camiseta", explica Fee Gilfeather, experta en sostenibilidad de Oxfam.

"No se trata solo de la ropa, sino de todos los embalajes y envíos de esa ropa de su lugar de fabricación a su lugar de venta", señala Laura Antonia Jordan, directora de noticias de moda en la revista Grazia, en el Reino Unido.

El año pasado, marcas de bajo coste como H&M o el grupo Inditex, propietario de Zara, firmaron la Carta de la Industria de la Moda para la Acción Climática. En ella se comprometen a reducir las emisiones en un 30%, hasta 2030.

"En Fashion Revolution no hacemos una distinción entre la moda rápida y el sector del lujo. Creemos que toda la industria de la moda debe ponerse en entredicho y, en particular, algunos gigantes de la industria", cuenta Orsola De Castro, directora creativa y cofundadora de Fashion Revolution.

"El problema existe en toda la industria textil, tanto en la moda de lujo como en la moda rápida. Sabemos que la moda rápida ha alentado a la gente a considerar la ropa como algo desechable, pero los problemas dentro del sistema de producción y las cadenas de suministro son los mismos en ambos ámbitos. Cada minorista debe preguntarse cuál es su impacto en el medio ambiente cuando hace su ropa", dice Fee Gilfeather, experta en sostenibilidad de Oxfam.

Minoristas y grupos industriales exponen en la COP25 las conclusiones de la Carta de la Industria de la Moda para la Acción Climática (Ficca), firmada el año pasado por 43 empresas. Su ambicioso objetivo: lograr emisiones netas cero para 2050.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El Distrito Cultural transforma el espacio artístico de Abu Dabi

Gamesummit 2024: competiciones emocionantes, espectáculos y charlas esclarecedoras sobre videojuegos

«¡Todo sobre la Olympus de Violín Clásico es único!». Entrevista con Pavel Vernikov