This content is not available in your region

Lo más granado de la música vuelve a reunirse en InClassica, por primera vez en Oriente Medio

euronews_icons_loading
Lo más granado de la música vuelve a reunirse en InClassica, por primera vez en Oriente Medio
Derechos de autor  euronews
Por Jane Witherspoon

Treinta y ocho solistas de fama mundial, siete orquestas líderes y 12 directores, todos reunidos para el décimo aniversario del Festival Internacional de Música InClassica.

Es un regreso al escenario, con público en vivo, muy esperado para algunos de los músicos más famosos del mundo, después de dos años difíciles debido a la COVID-19.

"Esto es lo único que no se puede reproducir en casa, en tu cine o teatro o estudio o auriculares... es la esencia de la actuación en vivo. ¿Se quebrará el tenor? ¿Cantará maravillosamente? __Es lo que lo hace genial, lo inesperado. Eso es lo único que la tecnología nunca podrá reproducir. Es una sensación increíble... Ayer, al público realmente le encantó. Estaban gritando. Gritaban lo que querían oír. Fue maravilloso vivirlo de nuevo", explica Joseph Calleja, tenor.

Esta es la primera vez que el festival se celebra en Oriente Medio y dónde mejor para albergar los conciertos que en la Ópera de Dubái y el Coca-Cola Arena.

Los aspectos más destacados del programa incluyeron actuaciones del pianista estadounidense Kit Armstrong y las orquestas nacionales de Rusia y Malta.

También en el cartel, Gil Shaham, uno de los violinistas más destacados de nuestro tiempo, que comenzó a tocar a los 10 años.

"Supongo que tengo un recuerdo de cuando tenía cuatro o cinco años, muy pequeño. Y recuerdo a mis padres que vivían en Jerusalén, y esto solo sucedió una vez... Mi papá fue al estudio, se inclinó hacia atrás y sacó su estuche de violín. Y luego mi madre se sentó al piano y tocaron con el movimiento lento de una sonata de Beethoven. Era el minueto de la sonata en sol mayor. Y no sé, era un niño pequeño, y mirando a mis padres me pareció algo muy especial. __Hubo un tiempo en que subía al escenario... y era el más joven. Ahora, en casi todos los sitios a los que voy, soy soy el más viejo. Digamos que la persona más de mediana edad", cuenta Shaham.

Y de una leyenda del violín a una estrella en ascenso que cree en la importancia de alentar a la próxima generación de amantes de la música clásica.

"Creo que la música es un lenguaje universal. Creo que la música clásica es única porque es un gusto adquirido, y por eso es tan importante exponer a los jóvenes a ella", dice Stella Chen, violinista.

La diversidad de talentos, de nuevo, evidencia el calibre de los músicos atraídos por este festival. Pero, a pesar de su nivel, los mejores de los mejores siguen poniéndose nerviosos.

"Mi miedo escénico está relacionado: sé lo bueno que puedo ser y, a veces, tengo miedo... Temo no poder dar a la audiencia lo que esperan, que es un canto de primer orden. __Pavarotti solía decir: 'si no tienes miedo antes de una actuación, estás borracho, loco, o ambas cosas'", explica Joseph Calleja, tenor.

Ya sea talento joven o confirmado, el festival es sin duda una plataforma de excepción para brillar.