EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

La nueva generación de estrellas emergentes de la ópera en Zúrich

En colaboración con
La nueva generación de estrellas emergentes de la ópera en Zúrich
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Andrea BuringEuronews
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El equipo de Euronews sigue el camino de los jóvenes y prometedores cantantes del Estudio Internacional de Ópera de Zúrich.

Son jóvenes cantantes de ópera, han terminado sus estudios y están listos para embarcarse en una apasionante carrera como artistas. Pero, ¿por dónde empezar?

"El Estudio Internacional de Ópera de Zúrich fue una gran escuela para mí. Me ofreció una especie de listón muy, muy alto, al que llegar. Me dije a mí mismo: "este es el nivel que quiero alcanzar, así que, tendré que trabajar para conseguirlo", declara el tenor Benjamin Bernheim.

Requiere un notable esfuerzo, pero muchos han llegado a actuar en los mejores escenarios del mundo.

"Estar en un lugar como este, donde adquieres experiencia escénica, trabajas con cantantes increíbles, y ves cómo trabajan... ¡Es perfecto!", afirma Maximilian Lawrie, tenor y artista residente de la institución suiza.

El equipo de Euronews sigue el camino de los jóvenes y prometedores cantantes del Estudio Internacional de Ópera de Zúrich.

El tenor británico Maximilian Lawrie y la soprano suiza Chelsea Zurflüh forman parte del Estudio Internacional de Ópera de Zúrich, fundado en 1961. Es la primera institución de su clase, pionera de muchas academias actuales.

"Se aprende, sobre todo, en qué consiste esta profesión, lo que implica. No se trata solamente de actuar y cantar, también se trata de asuntos personales. ¿Cuáles son mis objetivos? ¿Qué quiero conseguir? ¿Adónde quiero llegar? Hay que medir los tiempos, y planificarlo todo muy bien", señala la soprano Chelsea Zurflüh.

El Estudio Internacional de Ópera de Zúrich marca una importante transición entre los estudios y la carrera profesional.

"Realmente, es un ‘puente’. Les damos la posibilidad de formarse todos los días, durante uno o dos años, y adquieren experiencia con nosotros, y al mismo tiempo, en el escenario principal", explica Thomas Barthel, subdirector del Estudio Internacional de Ópera de Zúrich.

Con mucha empatía, los profesores crean un ‘espacio seguro’ para los jóvenes artistas. Entrenamiento vocal, clases magistrales y lecciones de técnica escénica representan el núcleo de la formación.

"¿Qué puedes hacer con tus ojos? ¿Qué ocurre? ¿Qué puedes hacer con tu espalda? Todo eso es importante en el escenario. ¿Cómo caminas? ¿Cómo miras? ¿Cómo te haces entender? ¿Cómo percibes a otra persona sin mirarla?", indica Renata Blum, asistente de Dirección del Estudio Internacional de Ópera de Zúrich.

Maximilian estudió canto en Oxford y Londres. Él es uno de los dieciocho jóvenes cantantes, de todo el mundo, que ahora tienen la oportunidad de aprender de los mejores.

"Lo principal es contar con profesores y personal que estén absolutamente volcados en ti, y que tengas tiempo para desarrollarte, sin la presión de pensar en que tienes que salir al escenario, que tienes que interpretar esos papeles principales, y que tiene que ser perfecto", declara el tenor Maximilian Lawrie.

En una sesión de orientación con el director del Estudio Internacional de Ópera de Zúrich, la contralto de origen sudafricano, Freya Apffelstaedt, recibe valiosos consejos.

"Aquí está el asunto. Puede ser muy bonito, disponer de estos momentos en los que, realmente, nos centramos en tu voz. Pero... lo que creo que ayudaría, es asegurarse de que no pierdes movimiento, aunque sea lento", sugiere a Freya el director del Estudio Internacional de Ópera de Zúrich, Adrian Kelly.

"Cuando pienso en cómo sonaba mi voz antes de empezar las clases de canto... hay una diferencia enorme con cómo suena en estos momentos. Además, entonces era mucho más tímida que ahora. Así que, me resulta mucho más fácil salir de mí misma, y utilizar mi personalidad en el escenario. Se pueden entrenar ambas cosas muy, muy bien", afirma la contralto Freya Apffelstaedt.

"Solamente quería decirte que, psicológicamente, tienes que anticiparte un poco a todo, porque de momento es como... tengo que esperar, y luego, ir", señala Adrian Kelly a Freya.

"Tienen que ser muy sólidos. Tienen que tener fuerza para empezar una carrera difícil, y perseverar. Y, para que se sientan cómodos, considero que es importante que sigan desarrollándose vocalmente, en una dirección saludable", explica el director del Estudio Internacional de Ópera de Zúrich.

Un par de meses después, Freya y Chelsea se dirigen a la ciudad suiza de Winterthur. Allí, preparan su propia producción. Muy pocos centros de formación ofrecen esta increíble oportunidad. Ambas están inmersas en un intenso programa de ensayos, preparando la obra maestra de Händel: ‘Jerjes’. La ópera está basada en la historia de Jerjes I, rey del Imperio persa, y supone un reto vocal.

Mientras tanto, de vuelta en Zúrich, Maximilian se prepara para enfrentarse al gran escenario, con un pequeño sacrificio...

"Yo, personalmente, he tenido que deshacerme de mi barba para encarnar a Benvolio en Romeo y Julieta. Tenía una gran barba, pero querían que el personaje fuera, más bien, joven", declara el tenor Maximilian Lawrie.

Para muchos de los jóvenes cantantes se trata de su primera experiencia profesional con algunos de los mejores, sobre el escenario. Es una oportunidad extraordinaria. Maximilian conoce al famoso tenor francés Benjamin Bernheim, que también comenzó su carrera internacional en el Estudio Internacional de Ópera de Zúrich.

"¿En qué medida cree que fue útil formarse en un estudio internacional, en particular, como este? ¿Cómo ha ayudado, o tal vez no, a su carrera?", pregunta Maximilian Lawrie a Benjamin Bernheim.

"Bueno... muchas cosas fueron de gran ayuda. Yo era un tenor novato. Llegué aquí, y tuve mucha suerte de poder cantar, muy pronto, en las producciones. Pude actuar justo al lado de increíbles ‘monstruos’, y aprender, de nuevo, a partir del hecho de contar con una parte muy pequeña para cantar. Usted lo sabe. Se dispone de un espacio pequeño para mostrar qué eres capaz de hacer. Y, luego, solamente, observar y aprender. Eso fue muy importante", contesta el tenor.

Ambos artistas comparten escenario en una nueva producción de la obra ‘Romeo y Julieta’.

"Para mí, el Estudio Internacional de Ópera de Zúrich ha supuesto una experiencia extraordinaria. Cada noche, en cada representación, había al menos una estrella en escena. Una noche estaba Renée Fleming, luego Cecilia Bartoli, Jonas Kaufmann, Piotr Beczała... Era una reunión de estrellas. Eso me ofreció una especie de listón muy, muy alto, al que llegar, diciéndome a mí mismo: "este es el nivel que quiero alcanzar, así que, voy a tener que trabajar", afirma Benjamin Bernheim.

"Ver a Benjamin Bernheim trabajar es increíble. No se trata solamente de las interpretaciones, sino de los procesos de ensayo, y de observar cómo trata las cosas de forma diferente en los ensayos y en las interpretaciones, y cómo las interpretaciones añaden un brillo, un destello extra. Supone una gran inspiración y hace que quiera trabajar más y más en la técnica, y en todos estos aspectos", señala Maximilian Lawrie.

'Julieta' está encarnada por la soprano francesa Julie Fuchs, a quien le encanta compartir protagonismo con los artistas emergentes.

"Creo que siempre supone una ventaja para una producción, contar con miembros del Estudio Internacional de Ópera. Me parece que, en todo momento, aportan energía, entusiasmo, humildad, juventud y frescura. Siempre estoy contenta cuando hay miembros del Estudio Internacional de Ópera en una producción", declara la soprano Julie Fuchs.

De vuelta en Winterthur, tienen lugar los últimos ensayos antes del gran estreno. Los jóvenes artistas están de muy buen humor.

"El espíritu de equipo es realmente bueno. Formamos un buen grupo, una compañía fantástica. Nos caemos bien, comemos juntos o tomamos café juntos después de los ensayos, o entre ensayos", afirma Chelsea Zurflüh, artista residente del Estudio Internacional de Ópera de Zúrich.

Al margen de los preparativos en el escenario, los artistas se distraen con un viaje a una fábrica de chocolate entre ensayo y ensayo, al tiempo que preparan una sorpresa especial.

"Existe la tradición de traerse pequeños regalos para el estreno. Se regala a los compañeros chocolate, galletas y, a menudo, pequeñas manualidades. Creo que esto (muestras de chocolate) también es un bonito regalo para los compañeros", señala la contraltoFreya Apffelstaedt.

Ha llegado el día del estreno, y Maximilian ha viajado a Winterthur para ver la representación de sus compañeras.

"Estará bien ir y ver en qué aspectos han estado trabajando estos artistas todo este tiempo, y obviamente, ver cómo lo han hecho Freya y Chelsea, y en qué han trabajado. ¡Será increíble!", declara Maximilian Lawrie.

"Veo mi futuro de forma muy positiva. Creo que podré cantar en lugares con los que ahora solamente puedo soñar, y que podré encarnar papeles realmente increíbles, en muchos lugares diferentes. ¡Ese es mi sueño!", explica la soprano Chelsea Zurflüh.

"Realmente, he podido aprender mucho aquí. Siempre he pensado en que tenía que cumplir un determinado papel en el escenario, y siempre me he sentido un poco extraña, porque creía que tenía que fingir en el escenario. Pero, en realidad, es completamente al revés. Tienes que llevar tu personalidad al escenario, y ver qué puedes encontrar de ti mismo en un personaje", concluye la contralto Freya Apffelstaedt.

Compartir esta noticia

Noticias relacionadas

Suiza | Atascos kilométricos en el Gotardo por la llegada de turistas a Italia

El Premio Karajan para Jóvenes Directores en el Festival de Salzburgo, "un trampolín increíble"

Austria | Jóvenes compiten por ser el mejor maestro de orquesta: Premio Herbert von Karajan