This content is not available in your region

Hasta 3.000 millones de personas podrían vivir con un calor potencialmente peligroso dentro 50 años

euronews_icons_loading
Hasta 3.000 millones de personas podrían vivir con un calor potencialmente peligroso dentro 50 años
Derechos de autor  euronews
Por Jeremy Wilks

El calentamiento global significa que Europa se enfrenta a olas de calor más frecuentes e intensas. ¿Cómo afecta esto a su salud?

¿Cuánto calor es demasido calor? Es un tema complejo, que vamos a intentar desentrañar.

Cualquiera puede sufrir golpes de calor y deshidratación, pero los riesgos para la salud dependen de quién es usted, dónde vive y de la época del año.

Las personas con enfermedades crónicas como enfermedades cardiorrespiratorias, renales, hipertensión, diabetes, enfermedades mentales y demencia deben estar muy atentas cuando suben las temperaturas. Los niños muy pequeños, las mujeres embarazadas y las personas que realizan trabajo físico al aire libre también corren riesgo.

Otro factor es que nuestro cuerpo se aclimata al calor durante el verano, por lo que una ola de calor a finales de la primavera es más difícil de gestionar que una ola de calor a mediados de agosto.

Por último, también tiene que ver el lugar de procedencia. Alguien que creció en Roma o Atenas está mejor adaptado para lidiar con temperaturas de unos 30 grados que alguien de Dublín o Helsinki.

Así que todo es relativo. Hablamos con la experta italiana en calor y salud Francesca de'Donato:

"Es difícil identificar una temperatura por la cual diríamos que hace demasiado calor o deberíamos emitir una alerta. No es universal. No existe una definición universal de ola de calor, ni un nivel universal de temperatura que suponga un riesgo para toda Europa o el mundo".

En lo que sí hay un consenso universal es en que la humedad es un problema creciente.

A medida que la atmósfera se vuelve más cálida, puede contener más vapor de agua, y cuando la humedad y la temperatura suben a un cierto nivel, la capacidad del cuerpo para enfriarse sudando ya no funciona.

Algunos lugares en el Golfo Pérsico, Pakistán, México y el sudeste de Asia superan ahora este umbral en ocasiones.

Por ejemplo, 38 grados con una humedad relativa del 75%, supone un calor potencialmente peligroso para algunos individuos. Según los científicos, hasta 3.000 millones de personas podrían vivir en este tipo de condiciones dentro 50 años.

Puede leer más noticias medioambientales en euronews.com/green y darnos su opinión en nuestras plataformas sociales.