This content is not available in your region

La grave amenaza de los microplásticos para los océanos y la salud humana

euronews_icons_loading
La grave amenaza de los microplásticos para los océanos y la salud humana
Derechos de autor  euronews
Por Denis Loctier  & Euronews

Estudios recientes han revelado la presencia de partículas microscópicas de plástico en los órganos internos y en la sangre de casi todas las personas analizadas, lo que ha suscitado nuevas preocupaciones sobre los posibles efectos de los microplásticos en la salud humana, así como en la vida marina de los océanos, cada vez más contaminados por este tipo de residuos.

El equipo del programa Ocean, de Euronews, ha hablado con la doctora Sandra Ramos, investigadora en ecología marina del CIIMAR, el Centro Interdisciplinario de Investigación Marina y Ambiental de la Universidad de Oporto. Sandra Ramos es doctora en Ciencias Acuáticas y su principal área de investigación es la ecología marina y los impactos de las actividades humanas, incluyendo contaminantes emergentes como los microplásticos.

"Los microplásticos están dondequiera que los busques. ¡Están en todas partes! Solamente es cuestión de buscarlos. Si quieres ver si hay microplásticos en un río, solamente tienes que ir a ver, porque seguro que, casi con un alto porcentaje de acierto, encontrarás microplásticos: están en el agua, o en los sedimentos", afirma Sandra Ramos.

"El problema es que estas diminutas partículas de plástico pueden causar daños de diferentes maneras. Por ejemplo, para los organismos pequeños como los que solamente vemos bajo el microscopio, si ingieren una pequeña cantidad de estas fibras, porque pueden confundir el plástico con sus presas naturales, estas fibras pueden interrumpir el funcionamiento de órganos vitales y bloquearlos. Así, los organismos, simplemente mueren. En los organismos más grandes lo que puede ocurrir es que los nanoplásticos pueden atravesar los intestinos, pueden entrar en algunos órganos, y pueden afectar a toda la fisiología natural del animal", añade la investigadora en ecología marina del CIIMAR.

"Ya sabemos por otras investigaciones, que son realmente recientes, que se han encontrado microplásticos en la sangre humana. Así que, hay pruebas de que estos nuevos contaminantes pueden introducirse en el sistema del cuerpo humano. Las infecciones representan una de las cosas que se espera que ocurran, porque se trata de la presencia de una partícula extraña dentro del organismo, y el organismo va a responder a ello. En términos de investigación, aún estamos dando pasos muy pequeños en esto. Todavía tenemos que tratar de seguir entendiendo lo que están haciendo estos contaminantes, los problemas que están causando exactamente. Aún es muy pronto para dar una respuesta a esto", concluye.