La notable labor humana para tratar de proteger a las especies marinas que pueblan nuestros mares

En colaboración con The European Commission
La notable labor humana para tratar de proteger a las especies marinas que pueblan nuestros mares
Derechos de autor ARCHELON/Dimitris Maniatis
Por Denis LoctierEuronews
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El principal motivo de ingreso de la mayoría de los animales que ingresan en los centros de recuperación lo representan las lesiones deliberadas, principalmente en la zona de la cabeza.

En el presente episodio del programa Ocean, el equipo de Euronews se desplaza a diferentes países bañados por el mar Mediterráneo para realizar un reportaje sobre la protección y recuperación de especies marinas protegidas, y los desafíos a los que tienen que hacer frente los diferentes organismos políticos, oenegés, trabajadores del sector de la pesca y ciudadanos, con respecto a la convivencia entre el ser humano y las especies marinas.

"¡Me gustan mucho las tortugas marinas! Son esa especie animal que se remonta a la época de los dinosaurios, y que seguimos viendo llegar a estas mismas playas, año tras año. Su mayor amenaza, su mayor depredador, es el ser humano. Así que, en mi opinión, si somos su mayor amenaza, también podemos ser su mayor ayuda", declara Michalis Souroulidis, director del proyecto de ARCHELON para la zona occidental del Peloponeso.

Todas las mañanas, con los primeros rayos de sol, los equipos de la organización griega ARCHELON inspeccionan las playas de la bahía de Kyparissia, en el oeste del Peloponeso. Es la mayor zona de anidación de tortugas marinas del Mediterráneo, y forma parte de la red ecológica europea Natura 2000.

Rápidamente, encuentran un rastro de tortuga que conduce a un nuevo nido. El equipo examina cuidadosamente el nido y lo cubre con una rejilla metálica, para proteger los huevos de los perros y otras amenazas asociadas a la presencia humana.

Cuando ARCHELON empezó este trabajo, hace 40 años, contabilizaron unos 600 nidos en esta zona. Hoy, la situación parece ser más favorable para las tortugas.

"Ahora mismo, contamos con 5 000 nidos en un radio de 12,5 kilómetros. Eso demuestra lo importante que es el trabajo que hacemos aquí", afirma Michalis Souroulidis, director del proyecto de ARCHELON para la zona occidental del Peloponeso.

En los mares actuales, llenos de peligros, las tortugas no sobrevivirían sin la ayuda humana.

En Glyfada, cerca de Atenas, el equipo de Euronews visita el hospital de ARCHELON: el Centro de Rescate de Tortugas Marinas. A este lugar llegan tortugas heridas y enfermas, de todas las partes de Grecia. Durante la visita, los periodistas se encuentran con 29 pacientes; algunas de las tortugas están gravemente heridas. Su tratamiento requiere años de esfuerzo por parte de expertos veterinarios, ayudados por decenas de voluntarios de varios países. Las tortugas marinas son, oficialmente, una especie protegida. Esta designación pretende garantizar su seguridad. Sin embargo, para muchas tortugas, los encuentros con basura plagada de plástico, artes de pesca o incluso con pescadores hostiles, tienen consecuencias nefastas.

"Desgraciadamente, el principal motivo de ingreso de la mayoría de los animales que recibimos lo representan las lesiones deliberadas, principalmente en la zona de la cabeza. También solemos observar cicatrices o lesiones en la zona de las aletas delanteras. Eso significa que se han enredado en redes de pesca, y en un intento de la gente por sacarlos de ellas, también los golpean. Por supuesto, es imperdonable. Contamos con casos de tortugas marinas enredadas en redes de pesca, que han ingerido anzuelos, o sedales", señala Eirini Kasimati, responsable de la Red de Rescate y Rehabilitación de ARCHELON.

El Centro de Rescate da la bienvenida a los visitantes. ARCHELON depende de donaciones privadas, y colabora con organizaciones internacionales, incluida la Unión Europea. Una de sus principales misiones es la sensibilización: los pescadores deben entender que las tortugas marinas no dañan sus capturas, y que deben ser tratadas con cuidado. Cualquiera puede ayudar a un ‘paciente’ a través de la web de ARCHELON, haciendo un donativo. Las aportaciones públicas ayudan a la recuperación de las tortugas y a su eventual regreso al mar.

"Cada animal que llega aquí tiene su propia historia, y ha pasado por un proceso muy singular para mejorar. Así que, por supuesto, su puesta en libertad es siempre uno de los mejores sentimientos que se pueden albergar en este tipo de trabajo", añade Eirini Kasimati, responsable de la Red de Rescate y Rehabilitación de ARCHELON.

Las tortugas marinas representan una de las numerosas especies marinas de crecimiento lento y larga vida que preocupan hoy, por su futura supervivencia.

"Muchas criaturas marinas, que otrora solían ser abundantes, están ahora amenazadas. ¿Qué pone en peligro la vida de las especies protegidas? ¿Qué podemos hacer para ayudarlas?", indica el periodista de Euronews y autor del reportaje, Denis Loctier.

'Delfini Del Ponente' es una asociación de la parte occidental de la región de Liguria, que vigila a los cetáceos y a otras especies marinas. A lo largo de este tramo de la costa italiana, cerca de la frontera con Francia, los delfines y las ballenas son especialmente abundantes. Para ayudar a preservar y recuperar estas poblaciones, los activistas documentan, meticulosamente, cada avistamiento. Los datos recopilados ayudan a identificar zonas, que podrían requerir una mayor protección.

"Estas ‘criaturas costeras’ viven en una zona muy afectada por actividades humanas como la pesca y el tráfico de embarcaciones. Es crucial evaluar su estado de salud, y su población, para contribuir a su protección. Entre los animales que identificamos y controlamos, algunos muestran marcas de colisiones con hélices y motores de embarcaciones. Hay animales que han sido capturados accidentalmente, o que simplemente muestran signos de interacciones pasadas, a las que consiguieron sobrevivir", señala Elena Fontanesi, vicepresidenta de 'Delfini Del Ponente'.

¿Por qué ocurre esto? La organización española SUBMON, en colaboración con los pescadores locales, colocó cámaras en las redes de pesca en el norte de Cataluña, para ver qué ocurría. Científicos de la Comisión General de Pesca del Mediterráneo, CGPM, realizaron estudios similares en el Mediterráneo y el mar Negro.

Las reveladoras imágenes muestran cómo los delfines se ponen en peligro al acercarse a las redes de arrastre para capturar peces, un comportamiento denominado ‘depredación’. Muerden las redes y dañan los costosos equipos de pesca.

Algunos delfines, incluso, se adentran en las piscifactorías de alta mar, causando molestias a los peces de cultivo.

A lo largo de un proyecto de cuatro años, la CGPM y ACCOBAMS evaluaron diversos métodos disuasorios para delfines, desde dispositivos acústicos, hasta discos compactos reflectantes, y botellas de vidrio. Pero, aún hoy día, los expertos no están seguros de la eficacia de estos métodos.

Los cetáceos quedan atrapados en las redes, chocan con los buques pesqueros, resultan heridos o quedan varados, pero una intervención rápida puede salvar a muchos de ellos.

De vuelta a la región de Liguria, en la playa de la ciudad de Imperia, nos unimos a una sesión de formación del proyecto europeo ‘Life DELFI’. Uno de sus objetivos es crear una red de equipos de rescate, formada por diversos servicios costeros y grupos de protección de animales que estén preparados para socorrer a los delfines varados, en todo momento.

"Contamos alrededor de 10 o 15 situaciones de varamiento cada año, solamente en la región de Liguria. Están aprendiendo cómo acercarse a un delfín que queda varado, cuáles son los primeros procedimientos de rescate que se deben realizar, como es el caso de poner al delfín a la sombra, observar su comportamiento fisiológico, y acercarse al animal con seguridad", declara Nicola Pussini, veterinario de IZSPLV.

Los animales marinos de Europa, y de todo el mundo, se enfrentan a retos cada vez mayores: desde los efectos de la pesca, hasta la contaminación y el cambio climático. Solamente uniendo fuerzas, con activistas, voluntarios, científicos, pescadores y el público en general, trabajando juntos, se podrá dar a las especies vulnerables una mejor oportunidad de sobrevivir.

"Las soluciones están aquí, solamente tenemos que aplicarlas para la conservación de estas extraordinarias criaturas que nos aportan la felicidad y la alegría de realizar este trabajo, para ofrecer una gran pasión a las nuevas generaciones por un futuro sostenible", concluye Guido Pietroluongo, veterinario conservacionista de la Universidad de Padua.

Compartir esta noticia

Noticias relacionadas

"Vemos mejoras, pero también que los envases de plástico están aumentando"

Las especies invasoras tienen un coste económico mundial de 390 000 millones de euros al año