EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

¿Quiere trabajar siempre desde casa? El cambio climático puede ser tu mejor excusa

¿Trabajar de 9 a 5 desde casa? Qué manera de ahorrar emisiones, sugiere un nuevo estudio.
¿Trabajar de 9 a 5 desde casa? Qué manera de ahorrar emisiones, sugiere un nuevo estudio. Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Euronews Green
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Según los autores estadounidenses, trabajar desde casa no significa ser "cero neto", pero puede suponer un gran ahorro.

PUBLICIDAD

¿Trabajas siempre desde casa? Según un nuevo estudio, podrías ahorrar la mitad de emisiones de gases de efecto invernadero que tus compañeros de oficina.

Se calcula que los empleados de EE.UU. que trabajan a distancia a tiempo completo reducen sus emisiones en un 54% en comparación con los que trabajan en una oficina, según descubrieron investigadores de la Universidad de Cornell y Microsoft.

La pandemia del COVID ha revolucionado nuestra forma de trabajar y dónde. Muchas personas se trasladaron fuera de los centros corporativos a medida que el trabajo a distancia se hacía más permisible.

¿Cuál es el mejor modelo de trabajo para el clima?

En lugar de trabajar cinco días a la semana de 9 a 5 en la oficina, ahora muchos de nosotros trabajamos todo tipo de horas y combinaciones.

Pero el trabajo híbrido no es necesariamente un buen compromiso desde el punto de vista del ahorro de emisiones.

Según el estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), trabajar desde casa un día a la semana sólo reduce las emisiones un 2%.

Ello se debe a que el ahorro energético derivado de no estar en la oficina se vio compensado por otros factores, como el aumento de los desplazamientos no regulares y del consumo de energía doméstica en esos días ocasionales de trabajo a distancia.

Los investigadores descubrieron que trabajar de dos a cuatro días en casa reducía las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) entre un 11% y un 29%.

¿Cuál es la mayor fuente de emisiones del trabajo de oficina?

Para estudiar el impacto de los distintos modelos de trabajo en las emisiones de GEI, los investigadores utilizaron múltiples conjuntos de datos -incluidos los de los propios empleados de Microsoft- y examinaron cinco categorías de emisiones, entre ellas el uso de energía en edificios y las TIC.

Las tecnologías de la información y la comunicación tuvieron un impacto muy reducido.

Las drásticas reducciones de CO2 de los trabajadores a tiempo completo desde casa se debieron en gran medida a un menor consumo de energía en la oficina y a menos emisiones derivadas de los desplazamientos diarios.

Al haber menos trabajadores en las carreteras durante las horas punta, también se ha producido un ahorro mayor, ya que menos tráfico tiende a mejorar el ahorro de combustible.

Pero trabajar desde casa no es la panacea, advierten los autores.

La gente dice: 'Si trabajo desde casa, soy cero neto'. Eso no es cierto

"La gente dice: 'Si trabajo desde casa, soy cero neto'. Eso no es cierto", afirma Fengqi You, coautor del estudio, de la Universidad de Cornell.

"El beneficio neto de trabajar a distancia es positivo, pero una cuestión clave es cómo de positivo. Cuando la gente trabaja a distancia, tiende a gastar más emisiones en actividades sociales".

PUBLICIDAD

Depende del hogar y la oficina, claro. Una que funcione con energías renovables es, obviamente, un telón de fondo más respetuoso con el clima para estar ordenando la bandeja de entrada.

¿Cómo podemos descarbonizar el trabajo?

"Aunque el trabajo a distancia tiene potencial para reducir la huella de carbono, es esencial tener muy en cuenta las pautas de desplazamiento al trabajo, el consumo energético de los edificios, la propiedad de vehículos y los desplazamientos no relacionados con el trabajo para aprovechar plenamente sus beneficios medioambientales", señalan los investigadores.

Todos estos factores contribuyen y añaden matices a las emisiones particulares de tu vida laboral. Pero en un sentido más amplio, el estudio sugiere cómo los empresarios que trabajan en oficinas pueden reducir las emisiones de la empresa.

Compartir el espacio de oficinas podría ayudar a mitigar las emisiones, así como reducir la plantilla y reforzar las medidas de eficiencia energética, afirma.

PUBLICIDAD

"Compartiendo espacio de oficina reducimos capacidad y tamaño y reducimos el consumo de energía de nuestra oficina", explica You.

Dado que las TI y las comunicaciones representan un porcentaje tan pequeño de las emisiones totales, las empresas deberían centrarse en las energías renovables para la calefacción y refrigeración de las oficinas, así como en descarbonizar los desplazamientos al trabajo.

Aunque las conclusiones son específicas de Estados Unidos, You señala que es probable que los modelos y tendencias se repitan en Europa.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Seis jóvenes portugueses denuncian a 32 gobiernos europeos por inacción climática

Kamala Harris y el clima: Su postura ante el Nuevo Pacto Verde, los combustibles fósiles y la contaminación

"Que Dios ayude a los que no tienen aire acondicionado": Las olas de calor arrasan Europa