La ganadería irlandesa se niega a pagar por el cambio climático

La ganadería irlandesa se niega a pagar por el cambio climático
Por Ana LAZAROMeabh McMahon
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El plan de acción del gobierno incluye medidas específicas para que los ganaderos reduzcan las emisiones de dióxido de carbono.

PUBLICIDAD

Con la ayuda de sus hermanas, Matt Murtagh saca adelante su granja familiar, donde pastan 300 vacas y 200 ovejas. Pero no es suficiente para llegar a fin de mes.

"Este año ha sido muy duro. El precio de la carne ha bajado enormemente y el clima ha sido muy malo", explica Matt Murtagh, ganadero.

La agricultura irlandesa también está bajo presión para reducir las emisiones de dióxido de carbono. Y Murtagh está preocupado.

"Creo que la carne de vacuno se ha convertido en un chivo expiatorio. El gobierno piensa que si nos deshacemos de las vacas, todos podrán seguir conduciondo sus coches", opina el ganadero.

A principios de este año, el gobierno irlandés declaró una emergencia climática. "Esto ha sido descrito, y con razón, como el mayor desafío de nuestro tiempo", reconoció Richard Bruton, Ministro de Acción Climática.

En su plan de acción climática para a reducir las emisiones de dióxido de carbono, se pide específicamente a los agricultores que cambien de fertilizantes y que mantengan vivos los humedales.

En Irlanda, un país obsesionado por el clima, la lucha contra el calentamiento desata pasiones.

En el programa de radio Newstalk, los oyentes han llegado incluso a tachar de terrorista a la científica Cara Augustenborg, según la cual, este país insular sufrirá inundaciones cuando suba el nivel del mar.

"Nuestras tasas de erosión, particularmente aqui en la costa de Bray, son impresionantes. Tenemos una línea de tren que sigue la línea de la costa y que desaparecerá con el tiempo, por lo que tenemos mucho de qué preocuparse cuando se trata del cambio climático", explica Augustenborg.

De vuelta al campo, la gente está preocupada por el clima, pero quiere que todos los sectors compartan la responsabilidad de salvar el planeta. Porque como dice Murtagh, "sólo tenemos uno".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Decenas tractores circulan en Berlín contra la política agrícola del Gobierno alemán

La UE y Reino Unido acuerdan "líneas políticas generales" sobre Gibraltar

Semana Europea: Decisiones sobre clima, transparencia y migración