Ucrania denuncia a Polonia, Hungría y Eslovaquía ante la Organización Mundial del Comercio

El acuerdo expiraba el 15 de septiembre.
El acuerdo expiraba el 15 de septiembre. Derechos de autor Efrem Lukatsky/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por Gregoire Lory
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Ucrania ha emprendido acciones legales contra Polonia, Hungría y Eslovaquia por sus prohibiciones unilaterales de exportar grano, que considera una "violación de sus obligaciones internacionales".

PUBLICIDAD

"Para nosotros es fundamental demostrar que los Estados miembros no pueden prohibir la importación de productos ucranianos. Por eso presentamos demandas contra ellos en la OMC", ha declarado Yulia Svyrydenko, viceprimera ministra de Ucrania.

"Al mismo tiempo, esperamos que estos Estados levanten sus restricciones y no tengamos que aclarar la relación en los tribunales durante mucho tiempo. Necesitamos solidaridad con ellos y protección de los intereses de los agricultores".

La demanda, presentada el lunes por la tarde ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), llega tres días después de que la Comisión Europea llegara a un acuerdo con Kiev y levantara las restricciones temporales que había impuesto a los cereales ucranianos.

Las prohibiciones se promulgaron por primera vez el 2 de mayo y se aplicaron a cinco Estados miembros de la Unión Europea situados en la periferia de Ucrania: Polonia, Hungría, Eslovaquia, Rumanía y Bulgaria. Estos países habían afirmado que el inesperado aumento de grano libre de aranceles y a bajo coste procedente de Ucrania estaba deprimiendo los precios de los agricultores locales y causando estragos económicos.

En virtud de las restricciones, cuatro productos agrícolas ucranianos - trigo, maíz, colza y semillas de girasol - podían transitar por los cinco países del Este, pero no podían permanecer en sus mercados para consumo interno o almacenamiento.

Kiev denunció las prohibiciones como "inaceptables" y contrarias al espíritu de solidaridad mostrado hacia el país desde que Rusia lanzó la guerra a gran escala. Varios Estados miembros, entre ellos Alemania, Francia y los Países Bajos, expresaron su "honda preocupación" por las medidas temporales y su impacto en el mercado único.

La Comisión Europea prometió eliminar las prohibiciones antes del 15 de septiembre, a pesar de que la coalición del Este amenazó públicamente con actuar en solitario y aplicar sus propias prohibiciones.

Horas antes de que expirara el plazo, la Comisión anunció un sorprendente acuerdo por el que se levantaban las prohibiciones con efecto inmediato. A cambio, Kiev se comprometía a reforzar el control de su comercio y evitar subidas repentinas de los productos agrícolas.

Pero la solución no satisfizo a Polonia, Hungría y Eslovaquia, que rápidamente anunciaron sus intenciones de imponer prohibiciones a escala nacional de forma unilateral, el mismo escenario descoordinado que Bruselas quería evitar a toda costa.

"Extenderemos esta prohibición a pesar de su desacuerdo, a pesar del desacuerdo de la Comisión Europea", declaró el viernes en un mitin el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki. "Lo haremos porque va en interés de los agricultores polacos", dijo.

Las nuevas prohibiciones tienen distinto alcance y duración, y se dirigen a diferentes grupos de alimentos. Hungría, por ejemplo, ha incluido en la lista negra 24 productos ucranianos, entre ellos carne, huevos y miel, que no estaban incluidos en las prohibiciones anteriores.

La prohibición eslovaca dura hasta finales de año, mientras que la medida polaca se ha introducido por un periodo de tiempo "indefinido".

Por su parte, Rumanía ha declarado que esperará a que Kiev presente su plan de acción a la Comisión Europea antes de tomar ninguna medida. Bulgaria anunció la semana pasada que las restricciones ya no eran necesarias para proteger su economía nacional.

Un portavoz de la Comisión Europea ha declinado hacer comentarios el lunes sobre las prohibiciones nacionales y los posibles pasos siguientes, afirmando que se estaba realizando un análisis interno. "La política comercial es competencia exclusiva (de la Comisión), por lo que cualquier medida debe adoptarse a escala de la UE", ha declarado el portavoz.

Sin embargo, los Estados miembros han expresado su descontento de forma más clara.

El ministro de Agricultura de España, Luis Planas, ha criticado las restricciones unilaterales como un "error" que contraviene la solidaridad europea y puede alimentar la inseguridad alimentaria.

"Estas medidas son incompatibles con el Derecho comunitario", ha dicho Planas antes de acudir a una reunión ministerial en Bruselas. "No podemos perder el foco. El foco es Ucrania, el apoyo a Ucrania para contener la agresión ilegal e injustificada de Rusia".

El ministro de Agricultura de Alemania Cem Özdemir ha acusado a los tres países del Este de practicar una "solidaridad a tiempo parcial" y ha instado al bloque a "evitar" reforzar la narrativa de Vladimir Putin.

PUBLICIDAD

"Lamentamos una serie de medidas unilaterales adoptadas por los países fronterizos, que no son la primera vez", ha declarado su homólogo francés, Marc Fesneau. "Me parece que no se puede tener solidaridad sin unidad. Y para tener unidad, también hay que expresar solidaridad".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Elecciones Eslovaquia | El ex primer ministro Robert Fico, el prorruso que lidera las encuestas

Orbán se siente engañado por la UE respecto a las importaciones de grano de Ucrania

Polonia asegura que dejará de proporcionar armas a Ucrania