La Comisión de Von der Leyen no convence a la mayoría de los europeos, según una encuesta exclusiva

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Derechos de autor Geert Vanden Wijngaert/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Geert Vanden Wijngaert/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Por Mared Gwyn Jones
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los resultados sugieren que alrededor de un tercio de los europeos no sabe lo suficiente sobre la Comisión para poder formarse una opinión sobre su trabajo.

PUBLICIDAD

Un sondeo exclusivo de Ipsos para 'Euronews' revela que la mayoría de los votantes europeos (63%) tiene una opinión negativa o neutral sobre la Comisión Europea, lo que sugiere que los mensajes del Ejecutivo de la UE no convencen -o no llegan- a la mayoría de los europeos.

De una muestra de 26.000 ciudadanos de la UE en 18 Estados miembros, el 37% dijo que veía positivamente el trabajo de la Comisión de Von der Leyen, mientras que el 31% dijo que tenía una opinión negativa. Por último, el 32% no sabía o tenía una opinión neutral.

Dos meses antes de que unos 370 millones de votantes elijan a los nuevos diputados del Parlamento Europeo, se ha desatado la carrera por dirigir la Comisión, el poderoso Ejecutivo de la UE con amplios poderes para legislar en materias como la tecnología, la sanidad y los derechos sociales.

Von der Leyen, que llegó en paracaídas a la presidencia de la Comisión en 2019 a pesar de no haberse presentado oficialmente como candidata, se perfila como favorita para un segundo mandato de cinco años después de que el Partido Popular Europeo (PPE) la nombrara candidata principal.

Von der Leyen necesita el apoyo de la mayoría del Parlamento

Para asegurarse ese segundo mandato, la presidenta de la Comisión tendrá que ser nombrada por los líderes de la UE y asegurarse el apoyo mayoritario del recién elegido Parlamento Europeo, una prueba que superó por un escaso margen de nueve votos en 2019.

Pero aunque se ha creado una sólida reputación en Bruselas, Von der Leyen ha sido criticada por no salir a la calle para reunirse con los votantes, incluso en campaña.

El resultado es una baja percepción de su Ejecutivo en la gran mayoría de los Estados miembros. Sin embargo, en Portugal (61%), Dinamarca (54%) y España (54%), la mayoría de los encuestados tenía una opinión positiva sobre su Comisión.

El índice de aprobación desciende a un mínimo del 18% en Francia, uno de los miembros fundadores de la UE, donde el 36% desaprueba las decisiones del Ejecutivo y el 46% no sabe.

La percepción también es muy baja en los países del centro y el este, como Austria (41%) y la República Checa (38%). Los resultados sugieren que alrededor de un tercio de los europeos no sabe lo suficiente sobre la Comisión para poder formarse una opinión sobre su trabajo.

La Comisión, impopular entre algunos grupos políticos

El aumento del apoyo a ciertos partidos políticos, sobre todo de extrema derecha, también supone una crisis de reputación para la Comisión. Estos partidos populistas suelen culpar a Bruselas de la recesión económica y las luchas sociales en Europa, lo que alimenta un creciente escepticismo contra las instituciones europeas.

La encuesta muestra que los votantes de partidos pertenecientes al grupo de extrema derecha Identidad y Democracia (ID), como el francés Agrupación Nacional, la Liga Norte italiana o Alternativa para Alemania (AfD), son los más críticos con el trabajo de la Comisión, ya que un 61% considera que toma malas decisiones y sólo un 12% piensa lo contrario.

La Comisión también es percibida de forma negativa por una mayoría de votantes conservadores y euroescépticos (52%), y por una proporción sustancial de votantes de la extrema izquierda (39%). Los niveles más altos de aprobación están entre los socialistas de centro-izquierda y el Partido Popular Europeo (PPE) de la propia Von der Leyen.

Para muchos partidos populistas de extrema derecha, la Comisión se ha convertido en un tótem de la tecnocracia al que atacar para sembrar un sentimiento anti-Bruselas.

Un ejemplo es el del partido francés Agrupación Nacional, que acusa a Von der Leyen de ser aliada de Macron, de "vender" la industria europea a potencias extranjeras e incluso de socavar el uso del francés como lengua franca en las instituciones europeas.

En Hungría, el partido gobernante Fidesz, del primer ministro húngaro Viktor Orban, aplica tácticas similares, y el Gobierno de Budapest utiliza dinero público para denigrar a Von der Leyen en campañas publicitarias.

De todas las profesiones, los trabajadores manuales son los que tienen una opinión más negativa sobre el trabajo de la Comisión (37%), seguidos de los autónomos y los propietarios de productos básicos (35%).

El apoyo a la pertenencia a la UE sigue siendo alto

A pesar de los problemas de reputación de la Comisión en muchos Estados miembros, la pertenencia a la UE sigue contando con un amplio apoyo en todos los Estados miembros, según indica la encuesta.

A la pregunta de si la pertenencia a la UE es buena o mala para su país, una media del 62% de los encuestados respondió "buena", con el apoyo más alto en Portugal, España y Dinamarca, y el más bajo en la República Checa, Francia e Italia.

PUBLICIDAD

Como era de esperar, el escepticismo respecto a los beneficios de la pertenencia a la UE es mayor entre los votantes de los populistas de la extrema derecha pertenecientes al partido ID, el 37% de los cuales piensa que es algo malo para su país.

Esa cifra desciende a sólo el 3% entre los votantes de los Verdes, el 81% de los cuales ven la pertenencia a la UE como algo bueno.

Incluso entre los que votan a partidos pertenecientes al grupo ECR como Vox, el italiano Hermanos de Italia o el polaco Ley y Justicia, y que en general se consideran euroescépticos, el 48% ve positiva la pertenencia a la UE.

Pero en todos los grupos de votantes, la pertenencia a la UE se ve como algo considerablemente más positivo que el trabajo de la propia Comisión. Los votantes de partidos pertenecientes a la izquierda, ECR o ID tienen aproximadamente el doble de probabilidades de considerar positiva la pertenencia a la UE que el trabajo de la Comisión.

Los datos confirman lo que se está poniendo de manifiesto en las campañas electorales de muchos países de la UE: la Comisión es la institución más propensa a despertar sentimientos de euroescepticismo entre los votantes, y los partidos situados en los extremos del espectro político están dispuestos a aprovecharlo.

PUBLICIDAD
Encuesta exclusiva de 'Ipsos' para Euronews.
Encuesta exclusiva de 'Ipsos' para Euronews.Euronews.

Ficha técnica de la encuesta:

La encuesta de Ipsos para 'Euronews' ha sido realizada en 18 países sobre muestras representativas de la población en edad de votar. Ha sido completada con investigaciones documentales en los nueve países restantes de la Unión Europea para representar las proyecciones de escaños en el Parlamento Europeo.

Los países encuestados representan el 96% de la población de la UE y el 89% de los asientos del Parlamento (640 sobre 720). Un total de 25.916 personas fueron entrevistadas entre el 23 de febrero y el 5 de marzo de forma online y por teléfono.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los europeos quieren una UE más influyente a nivel internacional según una encuesta de 'Euronews'

Los europeos tienen una opinión mayoritariamente positiva del impacto de la UE en la pandemia, según una encuesta exclusiva de 'Euronews'

¿Qué pasaría si finalmente dimite Pedro Sánchez?