This content is not available in your region

Flaco y arrepentido, el líder de Samsung sale de la cárcel bajo libertad condicional

Flaco y arrepentido, el líder de Samsung sale de la cárcel bajo libertad condicional
Flaco y arrepentido, el líder de Samsung sale de la cárcel bajo libertad condicional   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Dogyun Kim y Joyce Lee

UIWANG, Corea del Sur, 13 ago – El vicepresidente de Samsung Electronics, Jay Y. Lee, condenado por soborno y malversación de fondos, fue puesto en libertad condicional el viernes, con grandes esperanzas en el gigante tecnológico de que pronto vuelva a trabajar.

La comunidad empresarial y la opinión pública han apoyado firmemente su libertad condicional, ante la preocupación de que no se tomen decisiones estratégicas importantes en el mayor fabricante de chips de memoria y teléfonos inteligentes del mundo. Sin embargo, grupos cívicos han criticado su liberación como otra señal de indulgencia para la élite empresarial del país.

Lee, de 53 años, apareció en el exterior del Centro de Detención de Seúl, vestido con un traje gris oscuro y con un aspecto mucho más delgado que cuando fue detenido por última vez en enero. Condenado por sobornar a un amigo de la expresidenta Park Geun-hye, cumplió 18 meses de una condena revisada de 30 meses.

“He causado mucha preocupación al pueblo. Me disculpo profundamente”, dijo Lee a los periodistas. “Estoy escuchando las preocupaciones, las críticas, las inquietudes y las grandes expectativas que hay sobre mí. Trabajaré duro”.

Lee se dirigió directamente a la sede de Samsung tras su liberación.

Sin embargo, antes de poder reanudar su trabajo, Lee debe obtener la aprobación del Ministerio de Justicia por separado, aunque se espera que la decisión sea una formalidad.

Samsung no quiso comentar cuándo podría reanudar su trabajo.

Su libertad condicional llega después de que el mes pasado el Ministerio de Justicia flexibilizara las directrices de elegibilidad para los delincuentes primerizos con buena conducta como Lee a alrededor del 60% del tiempo de condena cumplido. La media de tiempo elegible para todos los delincuentes en Corea del Sur era del 80% antes de la flexibilización.

Los problemas legales de Lee no se han limitado a la condena por soborno. También está siendo juzgado por fraude contable y manipulación de la cotización de las acciones en relación con la fusión en 2015 de dos empresas de Samsung.

Lee ha negado las acusaciones en ambos casos.