This content is not available in your region

Alemania refuerza su fondo climático con 60.000 millones de euros adicionales

Alemania refuerza su fondo climático con 60.000 millones de euros adicionales
Alemania refuerza su fondo climático con 60.000 millones de euros adicionales   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Michael Nienaber

BERLÍN, 13 dic – El nuevo Gobierno alemán aprobó el lunes un presupuesto suplementario para reforzar su fondo para el clima y la transformación con una inyección de deuda de 60.000 millones de euros para permitir más inversiones en el cambio hacia una economía ecológica, según las autoridades.

El presupuesto suplementario, aprobado por unanimidad por el gabinete del Canciller Olaf Scholz, canalizará 60.000 millones de euros de deuda no utilizada en el presupuesto federal de este año hacia el fondo de clima y transformación del Gobierno para futuros gastos.

La maniobra presupuestaria, acordada el mes pasado por los socialdemócratas de centro-izquierda (SPD), los verdes, que están a favor del gasto, y los demócratas libres (FDP), más prudentes desde el punto de vista fiscal, en su acuerdo de coalición, permite a los partidos aprovechar al máximo la suspensión temporal de los límites de endeudamiento previstos en la Constitución en relación con la pandemia.

El compromiso presupuestario permite al nuevo ministro de Economía alemán y al líder del FDP, Christian Lindner, contemplar la vuelta a la norma del freno de la deuda a partir de 2023 y seguir permitiendo más inversiones públicas necesarias para reducir las emisiones de carbono en la mayor economía de Europa.

La coalición quiere utilizar los fondos para realizar inversiones públicas fundamentales en medidas de protección del clima —desde puntos de recarga para vehículos eléctricos hasta un mejor aislamiento de los hogares— y en la digitalización de la economía.

Además de los 60.000 millones de euros financiados por la deuda, el Gobierno canalizará unos 18.000 millones de euros de ingresos fiscales, procedentes principalmente de los impuestos de carácter medioambiental y del régimen de comercio de derechos de emisión de CO2, hacia su fondo de clima y transformación el próximo año.

La coalición gobernante de Scholz acordó utilizar una cláusula de emergencia en la Constitución por tercer año consecutivo en 2022 para suspender los límites de la deuda y permitir nuevos préstamos de 100.000 millones de euros. Esto se sumará a una nueva deuda neta sin precedentes de 130.000 millones de euros en 2020 y 240.000 millones de euros en 2021.

A partir de 2023, la nueva coalición gobernante pretende volver a la norma de freno de la deuda de la Constitución, que limita el nuevo endeudamiento a una pequeña fracción de la producción económica.