This content is not available in your region

Las empresas alemanas temen que la lucha de China contra ómicron afecte al suministro

Las empresas alemanas temen que la lucha de China contra ómicron afecte al suministro
Las empresas alemanas temen que la lucha de China contra ómicron afecte al suministro   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Christian Kraemer

BERLÍN, 25 ene – Las empresas alemanas con negocios en China temen que la variante ómicron del coronavirus desencadene confinamientos más estrictos por parte de Pekín, que podrían agravar los problemas de la cadena de suministro, dijo el martes la Cámara de Comercio DIHK.

“La estrategia china de confinamientos selectivos ha sido muy eficaz hasta ahora”, declaró a Reuters Jens Hildebrandt, miembro de la junta directiva de la DIHK en China.

Sin embargo, la variante ómicron, más contagiosa, podría poner en entredicho el planteamiento de cero COVID de las autoridades chinas, sobre todo porque habrá más ciudadanos chinos que viajen por el país debido a la próxima temporada de vacaciones, dijo Hildebrandt.

“Habrá muchos viajes a pesar de las advertencias”, dijo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pidió el viernes a China que se replantee su enfoque de cero COVID ante la aparición de la variante ómicron, altamente contagiosa.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, dijo que la estrategia, que ha incluido el cierre de ciudades enteras con millones de ciudadanos, ha demostrado ser cada vez más una carga para la economía nacional y mundial. 

“Las críticas del FMI no son del todo injustificadas”, dijo Hildebrandt.

Pero añadió que Pekín probablemente se mantendrá en su estrategia de cero COVID, en parte porque los estudios científicos sugieren que las vacunas chinas no son tan eficaces contra ómicron como las vacunas de ARNm de los países occidentales.

La asociación industrial BDI se hizo eco de las preocupaciones de la DIHK.

“Si la variante ómicron también se transmite con mayor rapidez y facilidad en China, esto podría convertirse de nuevo en un cuello de botella para las cadenas de suministro mundiales y alimentar una recesión en ciertos sectores de la industria alemana”, dijo BDI en su “Perspectiva de Crecimiento Global” publicada el lunes.

Con el inicio de los Juegos Olímpicos en Pekín la próxima semana, miles de extranjeros entrarán en el país y aumentarán el riesgo de infección por ómicron, lo que podría provocar cierres más estrictos, advirtió la BDI.

Esto podría plantear nuevos retos a los productores y exportadores, así como a las empresas del final de la cadena de suministro, dijo.

“Los cuellos de botella probablemente también irían acompañados de un aumento de los precios, lo que seguiría afectando a la inflación”, dijo la BDI. “El desarrollo de la pandemia de coronavirus en China supone por tanto un riesgo para el proceso de recuperación de la industria alemana”.