This content is not available in your region

La continuidad de la bonanza empresarial lleva al Ibex-35 a su mayor nivel de 2022

El Ibex-35 repunta tímidamente mientras espera novedades de Ucrania
El Ibex-35 repunta tímidamente mientras espera novedades de Ucrania   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

9 feb – El Ibex-35 cerró el miércoles con su mayor alza en lo que va de año en línea con el optimismo de la renta variable mundial, con las grandes tecnológicas impulsando al alza Wall Street y las plazas europeas subidas a la ola de otra buena temporada de resultados, que ponían coto a los temores inflacionistas de días previos.

La continuación de la racha de los pesos pesados de la tecnología ayudaba a la bolsas de Estados Unidos a abrir con fuerza, ya que los mercados parecían considerar que la era de los grandes rendimientos en los valores de crecimiento no ha llegado a su fin, mientras que en Europa las sólidas cifras de Amundi, GSK y ABN Amro reforzaron el optimismo el miércoles.

“Es un poco la mentalidad de ‘comprar las caídas’ en los valores de crecimiento”, dijo Paul Nolte, gestor de cartera de Kingsview Asset Management en Chicago.

“Probablemente sabremos con certeza el viernes si esto es sólo un rebote tras las sobreventas o si lo de enero fue más bien una aberración y veremos un mayor repunte durante el resto del primer trimestre”.

Los inversores se centran en los resultados empresariales a la espera del dato de la inflación de enero en EEUU (previsión del 7,3%), que se conocerá el jueves, en el que buscarán una orientación sobre la subidas de tipos de la Reserva Federal.

Al optimismo corporativo se sumaba la relajación de restricciones en numerosos países de Europa al remitir el aumento diario de caos de COVID-19, así como señales de desescalada de la tensión en torno a Ucrania.

“Mantenemos nuestra opinión de que la mayor preocupación para los activos de riesgo es la retirada de estímulos de los bancos centrales, ya que los mercados se han acostumbrado a la abundante liquidez y a los bajos tipos durante un largo periodo de tiempo”, dijo Mohit Kumar, director gerente de estrategia de tipos de interés de Jefferies.

Así las cosas, un Ibex-35 con casi todos sus valores en positivo cerró con un alza de 171,80 puntos el miércoles, la mayor del año con un 1,98%, hasta 8.846,40 puntos, su mayor nivel desde el 18 de noviembre, mientras que el índice de grandes valores europeos FTSE Eurofirst 300 subió un 1,68%.

En el sector bancario, Santander subió un 1,84%, BBVA se anotó un 2,21%, Caixabank avanzó un 0,90%, Sabadell ganó un 2,19%, y Bankinter se revalorizó un 2,18%.

Entre los grandes valores no financieros, Telefónica se anotó un 1,27%, Inditex avanzó un 1,77%, Iberdrola se revalorizó un 1,75%, Cellnex ganó un 1,31% y la petrolera Repsol subió un 1,65%.

El renovado optimismo sobre el devenir de la pandemia favoreció al sector de turismo y viajes: el holding de aerolíneas angloespañol IAG destacó en lo más alto con un alza del 4,55%, mientras que la gestora de aeropuertos AENA ganó un 2,91%, el grupo de reservas de vuelos Amadeus se revalorizó un 3,55% y la hotelera Meliá se anotó un 1,57%.