This content is not available in your region

Líder de comunidad peruana dice ve avance para superar conflicto en mina cobre Las Bambas

Peruvian mine protesters reject talks until emergency order lifted
Peruvian mine protesters reject talks until emergency order lifted   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Marco Aquino

LIMA -El líder de una comunidad indígena peruana, cuya protesta provocó que la mina de cobre Las Bambas de la china MMG suspendiera sus operaciones hace un mes, dijo el martes que se habían logrado “avances” hacia una solución a la crisis luego de una reunión con el presidente Pedro Castillo.

Edison Vargas, presidente de la comunidad de Fuerabamba, dijo a periodistas que volverán a reunirse con funcionarios del Gobierno el miércoles, en una cita en la que se sumarán representantes de la empresa minera Las Bambas.

“Estamos avanzando también pensando en nuestro país, por el bien del proyecto minero, que actualmente se encuentra paralizado. Es por esa razón nos encontramos buscando una solución”, dijo Vargas a su salida de Palacio de Gobierno.

Los residentes que viven cerca de Las Bambas, que produce el 2% del cobre del mundo y es controlada por la china MMG Ltd, reclaman tierras que alguna vez les pertenecieron antes de que la mina comenzara a operar en el 2016.

Perú es el segundo mayor productor mundial del metal.

Líderes de seis comunidades que protestan contra Las Bambas de MMG Ltd asistieron el martes a Palacio de Gobierno donde el presidente Castillo escuchó sus demandas, en la primera intervención directa del mandatario izquierdista para encontrar una tregua que permita que la mina reinicie sus operaciones.

En la cita participó Romualdo Ochoa, líder de la comunidad de Huancuire que actualmente está ocupando parte de las instalaciones de Las Bambas, situación que provocó la suspensión de sus operaciones desde el 20 de abril.

La declaración del dirigente Vargas es el más conciliador hasta ahora por parte de Fuerabamba, una comunidad que fue desplazada para dar paso a la construcción de Las Bambas.

El ministro de Justicia, Félix Chero, quien participó en la cita, también habló en un tono optimista. “El día de mañana esta viniendo la empresa para poder instalar formalmente nuestra mesa de diálogo, que consideramos es un gran avance”, refirió.

Las comunidades en protesta de Fuerabamba y Huancuire vendieron terrenos a Las Bambas en el pasado por millones de dólares, pero alegan que la mina no ha cumplido con todos sus compromisos de la compañía cuando inició sus operaciones.

La semana pasada, el primer ministro, Anibal Torres, no logró iniciar conversaciones con las comunidades para un acuerdo que permita el reinicio de las operaciones de la mina, el cuarto intento fallido de negociación del gobierno.

Castillo, que asumió el cargo en julio del año pasado impulsado por un apoyo masivo de las regiones mineras prometiendo redistribuir la riqueza de las materias primas, reemplazó el domingo a su ministro de Energía y Minas.

Las Bambas representa el 1% del Producto Interno Bruto de Perú y los ejecutivos de la empresa advirtieron que si no se encuentra una solución pronto, es posible que deban suspender o despedir a algunos trabajadores.