This content is not available in your region

ENCUESTA-La Fed subirá tipos en 50 pb en septiembre, crece el temor a la recesión

ENCUESTA-La Fed subirá tipos en 50 pb en septiembre, crece el temor a la recesión
ENCUESTA-La Fed subirá tipos en 50 pb en septiembre, crece el temor a la recesión   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Prerana Bhat y Indradip Ghosh

BENGALURU, 22 ago – La Reserva Federal de Estados Unidos subirá los tipos de interés en 50 puntos básicos en septiembre, ante la expectativa de que la inflación ya haya tocado techo y con el creciente temor a una recesión, según los economistas que participaron en una encuesta de Reuters, que no obstante ven un pico de los tipos mayor al esperado anteriormente.

La inflación en Estados Unidos, que sigue en torno a un máximo de cuatro décadas, se relajó el mes pasado, lo que llevó a los futuros de los fondos de la Reserva Federal a reajustar por poco sus apuestas a una subida de 50 puntos básicos (pb) en septiembre, tras los 75 pb de junio y julio.

La mayoría de los economistas encuestados por Reuters entre el 16 y el 19 de agosto predijeron una subida de medio punto porcentual el mes que viene, igual que en la última encuesta, lo que llevaría el tipo de interés clave de la Fed al 2,75%-3,00%.

Dieciocho de los 94 economistas encuestados esperan que la Fed suba tipos en 75 puntos básicos.

El mes pasado, el presidente de la Fed, Jerome Powell, que hablará en Jackson Hole esta semana, dijo que “probablemente será apropiado ralentizar el ritmo de subidas”.

Un acumulado de 225 puntos básicos de subidas desde marzo, y con más en el horizonte, han acercado la posibilidad de una recesión. La encuesta mostró una mediana de 45% de probabilidades de una recesión durante el próximo año, por encima del 40% de julio, y un 50% de probabilidades de que se produzca una dentro de dos años.

“Una recesión es un mal necesario y la única forma de llegar a donde queremos estar: que la gente no pierda todo su dinero por el aumento de los precios”, dijo Philip Marey, estratega sénior para Estados Unidos en Rabobank.

“No tiene por qué ser una (recesión) fuerte, porque normalmente las grandes recesiones se producen junto con las crisis financieras y en este momento los balances de los hogares son fuertes”.

Treinta y siete de 48 economistas dijeron que si Estados Unidos entra en una recesión en los próximos dos años, ésta será corta y poco profunda. Diez dijeron que será larga y poco profunda, mientras que tan sólo uno dijo que será larga y profunda.

Se espera que la inflación de los precios al consumo se mantenga por encima del objetivo del 2% de la Reserva Federal hasta al menos 2024 con una media del 8,0% y el 3,7% este año y el próximo, lo que podría empujar al banco central a elevar su tipo de interés oficial hasta un territorio restrictivo.

Casi el 90% de los encuestados considera que el tipo de interés oficial se situará entre el 3,25% y el 3,50% o más a finales de este año, lo que no ha variado en gran medida con respecto a la última encuesta.

Las expectativas de un ritmo más lento de subidas de tipos impulsaron los mercados de renta variable y de renta fija durante la semana pasada, y han relajado un poco las condiciones financieras, añadiendo más presión a la Fed.

Mientras que las medianas de las encuestas muestran un tipo de interés terminal de los fondos federales nivel en el que alcanzarían su punto máximo en el actual ciclo de endurecimiento del 3,50% al 3,75%, previsto para el primer trimestre de 2023, casi el 80% de los economistas que respondieron a una pregunta adicional, 29 de 37, dijeron que los riesgos se inclinan hacia un pico de los tipos más alto de lo que esperaban previamente.

“La inflación obstinada sigue siendo la mayor amenaza para la economía. Es posible que la inflación no descienda según lo previsto. En ese caso, los tipos de interés tendrían que ser mucho más restrictivos, en algún lugar del rango del 4%-5%”, dijo Sal Guatieri, economista sénior de BMO Capital Markets.

“De ser así, no habrá mucho debate sobre si la economía puede evitar una recesión profunda”.

La mayor economía del mundo se contrajo en los dos primeros trimestres del año, lo que en líneas generales constituye la definición de una recesión técnica.

Sin embargo, la Oficina Nacional de Investigación Económica de EEUUel árbitro oficial de la recesión en el país también tiene en cuenta otros factores para declarar oficialmente una recesión, como el empleo y los ingresos reales.

Los datos de creación de empleo han seguido en EEUU siendo fuertes y la tasa de desempleo cayó al 3,5% el mes pasado, su mínimo prepandémico, por lo que se espera que la economía crezca una media del 1,7% este año y del 1,0% el próximo.

Se prevé que la tasa de desempleo en EEUU se sitúe en una media del 3,6%, 3,9% y 4,0% en 2022, 2023 y 2024, respectivamente, que sigue siendo muy baja en comparación con recesiones anteriores.

(Para otros artículos de encuestas económicas mundiales de Reuters:)