Las actas muestran las dificultades del BCE para lograr un consenso en la reunión de diciembre

ECB tells bankers to get picky with risky clients, including hedge funds
ECB tells bankers to get picky with risky clients, including hedge funds   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023
Por Reuters

FRÁNCFORT, 19 ene – A los responsables de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) les costó cerrar un acuerdo sobre una subida de los tipos de interés de 50 puntos básicos en diciembre, pero llegaron a la conclusión de que unas señales claras sobre futuras subidas eran tan buenas como una subida mayor inmediata, mostraron el jueves las actas de la reunión.

El BCE redujo el ritmo de sus subidas de tipos de interés el 15 de diciembre, pero insistió en que aún queda mucho por hacer y presentó planes para retirar efectivo del sistema financiero como parte de su tenaz lucha contra la inflación galopante.

En esa reunión, el BCE subió los tipos 50 puntos básicos y su presidenta, Christine Lagarde, dio a entender que se producirían tres subidas más de la misma magnitud.

“En cierto modo, esto se consideró equivalente a una subida de tipos de 75 puntos básicos en la presente reunión, ya que un enfoque menos concentrado pero más constante para llevar los tipos de interés a niveles restrictivos podría considerarse coherente con la naturaleza más persistente del proceso inflacionista y el mantenimiento de una elevada incertidumbre”, dijo el BCE.

El BCE confirmó así la información publicada por Reuters el 15 de diciembre.

Aun así, un gran número de dirigentes monetarios abogaron inicialmente por un aumento de 75 puntos básicos y algunos se mantuvieron firmes hasta el final.

Fuentes de Reuters dijeron que el estancamiento terminó cuando Lagarde se ofreció a apuntar a más subidas futuras de 50 puntos básicos y un mensaje de línea dura sobre la inflación durante su conferencia de prensa, convenciendo a suficientes responsables de política monetaria para respaldar la propuesta.

Tras la decisión del BCE, los inversores habían previsto más subidas de tipos, pero desde principios de año han revisado sus expectativas, en un momento en que los datos de inflación fueron inferiores a las previsiones y la Reserva Federal planteó la posibilidad de subidas de tipos menores.