El aspartamo es una "posible" causa de cáncer. ¿Qué productos europeos contienen este edulcorante?

Marcas de chicles como Extra, Orbit, Trident, Mentos y las alternativas sin azúcar Freedent utilizan el aspartamo como principal o uno de los principales agentes edulcorantes.
Marcas de chicles como Extra, Orbit, Trident, Mentos y las alternativas sin azúcar Freedent utilizan el aspartamo como principal o uno de los principales agentes edulcorantes. Derechos de autor Euronews/Canva
Derechos de autor Euronews/Canva
Por Camille Bello
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) ha clasificado el aspartamo como "posible" causa de cáncer.

PUBLICIDAD

La agencia sobre Cáncer de la Organización Mundial de la Salud ha calificado el aspartamo -edulcorante presente en los refrescos light y otros muchos alimentos- de "posible" causa de cáncer, mientras que otro grupo de expertos que analiza las mismas pruebas sigue considerando seguro el sustituto del azúcar en cantidades limitadas.

Otros agentes cancerígenos

Los diferentes resultados de las tan esperadas revisiones se hicieron públicos el  pasado viernes. Uno de ellos procedía del Centro Internacional de Investigación sobre Cáncer (CIIC), responsable de evaluar el potencial cancerígeno de las sustancias. El otro, de un grupo de expertos seleccionados por la OMS y otro grupo de la ONU, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

El aspartamo se une a una categoría con más de trescientos otros "posibles" agentes cancerígenos, entre los que se incluyen sustancias como el extracto de aloe vera, las verduras encurtidas al estilo asiático y la carpintería.

Categorías más peligrosas

El CIIC tiene dos clasificaciones más graves: "probablemente cancerígeno para el ser humano" y "cancerígeno para el ser humano".

Tanto fumar tabaco como comer carne procesada están clasificados como "carcinógenos para el ser humano". El acetaldehído -procedente del consumo de bebidas alcohólicas- se clasifica como "probablemente cancerígeno para el ser humano".

La medida de clasificar el aspartamo sigue a una advertencia de la OMS en mayo de este año, según la cual los edulcorantes artificiales no ayudan a perder peso y, de hecho, pueden aumentar el riesgo de diabetes, cardiopatías y muerte.

El año pasado, un amplio estudio realizado en Francia señaló una posible relación entre los edulcorantes artificiales y un mayor riesgo de cáncer. Organizaciones sanitarias nacionales como la canadiense llevan tiempo advirtiendo de que los sustitutos del azúcar sin calorías o bajos en calorías no son necesarios ni útiles.

Sin embargo, el pasado mayo, la OMS subrayó que la advertencia era "condicional" debido a la diversidad de participantes en los estudios que sirvieron de base a sus conclusiones, así como a los muy complejos hábitos de consumo de edulcorantes sin azúcar.

Reacción ante los posibles riesgos del aspartamo

La revisión de seguridad del CIIC refuerza pruebas que han sido históricamente controvertidas.

"El CIIC no es un organismo de seguridad alimentaria", ha puntualizado Frances Hunt-Wood, secretaria general de la Asociación Internacional de Edulcorantes, en un comunicado en el que anticipaba la revisión.

"El aspartamo es uno de los ingredientes más investigados de la historia, con más de noventa agencias de seguridad alimentaria en todo el mundo que declaran que es seguro, incluida la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, que realizó la evaluación de seguridad más exhaustiva del aspartamo hasta la fecha".

El organismo, entre cuyos miembros se encuentran Mars Wrigley -el principal fabricante mundial de chocolate, chicles, caramelos de menta y golosinas afrutadas- y Coca-Cola, manifestó que tenía "serias dudas sobre la revisión del CIIC, que puede inducir a error a los consumidores".

El uso del aspartamo ha sido aprobado por las autoridades reguladoras de muchos países, entre ellos Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá, que han llegado a la conclusión de que su consumo es seguro dentro de unos límites de ingesta diaria aceptables.

Las orientaciones de la OMS no cambian

Según Francesco Branca, director de nutrición de la OMS, las orientaciones sobre el uso de este edulcorante no han cambiado.

"No estamos aconsejando a los consumidores que dejen de consumirlo por completo", señala, "solo aconsejamos moderación".

Los expertos de la ONU evaluaron la seguridad del aspartamo en 1981 y fijaron el límite diario seguro en 40 miligramos de aspartamo por kilogramo.

David Spiegelhalter, catedrático emérito de Estadística de la Universidad de Cambridge, declaró a Associated Press que estas directrices significan que "la gente normal puede beber sin peligro hasta catorce latas de bebida dietética al día... e incluso este límite diario aceptable tiene un gran factor de seguridad incorporado".

¿Es mejor consumir azúcar?

Los expertos se han apresurado a subrayar que la vinculación del aspartamo con el cáncer no convierte al azúcar en una alternativa preferible. Por ejemplo, el consumo excesivo de azúcar también puede contribuir a la obesidad, que es un importante factor de riesgo de cáncer.

PUBLICIDAD

En mayo, las directrices de la Organización Mundial de la Salud que desaconsejaban el uso de edulcorantes no azucarados para controlar el peso suscitaron preocupación entre los profesionales de la medicina.

Tom Sanders, catedrático emérito de Nutrición y Dietética del King's College de Londres, criticó las directrices por no tener en cuenta "la situación del mundo real", sobre todo en el campo de la dietética.

"A veces, lo que se intenta es que la gente controle su peso, es decir, que reduzca su ingesta de calorías, y si está bebiendo una bebida azucarada, puede ser útil cambiar a una bebida baja en calorías o sin calorías", explicó a Euronews Next.

Sanders subraya que "deben evitarse las sustancias que tienen pruebas convincentes -por ejemplo, la carne procesada- o probables de cáncer -por ejemplo, la carne roja-". Pero las que se encuentran en la "categoría de posibles" probablemente "no merezcan la pena que nos preocupemos", ya que las pruebas son limitadas".

"Por lo general, solo es necesario actuar cuando las pruebas son convincentes", añadió.

PUBLICIDAD

Casi cualquier sustancia puede ser peligrosa en cantidades excesivas, mantiene, por su parte, David Klurfeld, experto en nutrición de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Indiana-Bloomington.

"Incluso nutrientes esenciales como la vitamina A, el hierro y el agua pueden matar en cuestión de horas si se consumen en exceso".

¿Qué productos europeos contienen aspartamo?

El aspartamo se utiliza ampliamente desde los años 80; el compuesto está presente en más de seis mil productos en todo el mundo.

En la Unión Europea y el Reino Unido, se puede encontrar el aspartamo en las etiquetas de los productos o, alternativamente, su número E, E-951.

¿Por qué está tan presente en los alimentos? Este edulcorante artificial es aproximadamente doscientas veces más dulce que el azúcar común.

PUBLICIDAD

Debido a su intensidad, solamente se necesita una pequeña cantidad para alcanzar el nivel de dulzor deseado en alimentos y bebidas. El resultado es menos calorías en comparación con el azúcar.

¿En qué productos es más probable encontrarlo utilizado en Europa?

Edulcorantes de mesa

El aspartamo está disponible sobre todo en forma de edulcorantes de mesa, como Canderel, Equal y Hermesetas, que se utilizan habitualmente como alternativas al azúcar en bebidas calientes como el café y el té.

Refrescos dietéticos

Muchas marcas de refrescos populares ofrecen versiones dietéticas de sus bebidas, como Diet Coke, Coke Zero, Pepsi Max, Sprite Zero y Fanta Zero, que utilizan aspartamo para aportar dulzor sin las calorías añadidas del azúcar.

PUBLICIDAD

Chicles, caramelos y pastillas de menta sin azúcar

Marcas de chicles como Extra, Orbit, Trident, Hollywood, Mentos, Freedent y Airwaves, alternativas sin azúcar, utilizan el aspartamo como edulcorante principal o como uno de los principales.

Yogures y postres bajos en calorías

Algunas marcas de yogur, como Yoplait y Müller Light producen variedades bajas en calorías que incorporan aspartamo como edulcorante.

Del mismo modo, algunos postres sin azúcar o reducidos en azúcar, como mousse, puddings y la gelatina, también pueden contener aspartamo.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La inteligencia artificial podría ser una gran herramienta en la lucha contra el cáncer de mama

Un siglo produciendo alimentos para personas con necesidades nutricionales específicas

Producir plásticos a partir de fuentes renovables como el azúcar y el agua